El alcalde de Trujillo, José Ruíz, aclaró que no fue intervenido o multado en el operativo realizado en conocido restaurante de la avenida Larco, por presunto incumplimiento al horario de toque de queda. Autoridad edil se retiró antes del inicio de la inmovilización social y señaló que denunciará a las personas que propalen información que no se ajuste a la verdad.

En el operativo encabezado por la Prefectura y la PNP se detuvo a los alcaldes de Laredo y Víctor Larco, César Juárez y Miguel Chávez; junto a personas de su entorno y otros asistentes al conocido local.

«Desmiento la versión de la prefecta. Estuvimos cenando con mis colegas alcaldes después de cumplir una ardua jornada de entrega de canastas por el Día de la Madre. Llegamos al restaurante minutos antes de las ocho de la noche, demoraron en atendernos y por ende también en cenar. En ningún momento he sido intervenido, yo me retiré antes del toque de queda. Sé que por disposición de la Prefecta, se cerraron las puertas del local y los otros alcaldes quedaron en el interior junto a más personas, hasta que ella llegó. En ningún parte policial figura mi nombre como detenido e intervenido, eso es falso. Lamento que pretendan afectar mi imagen, sin embargo, adoptaré acciones legales contra las personas que están divulgando información falsa y tendenciosa», señaló la autoridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here