El exgobernador regional de Junín, Vladimir Roy Cerrón Rojas, el pasado 8 de julio se acercó a la entidad bancaria BBVA, para realizar un retiro de S/376.930 de su cuenta de ahorros, mediante un cheque de gerencia a nombre de Richard Fredy Rojas García, un hombre de su confianza y secretario nacional de la organización Perú Libre.

Cerrón decidió realizar el movimiento bancario teniendo como intermediario a Fredy Rojas y de ese modo evitar que Unidad de Inteligencia del Perú (UIF), congelara la transacción, así como ocurrió cuando quiso retirar S/1′236.523 que tenía depositados en Interfondos de Interbank, en la primera semana de julio. La UIF negó aquel primer retiro, pues el fundador del partido del lápiz tiene una sentencia por corrupción de cuatro años de prisión suspendida, confirmada por la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema. Según la UIF, el dinero que tiene Vladimir Cerrón en sus cuentas, en su mayoría, tienen procedencia desconocida.

La idea de Cerrón Rojas era que su hombre de confianza cobre el efectivo y luego se lo entregara. El 8 de julio de este año, había vencido el plazo que tenía el médico cirujano y sus coprocesados para cancelar de manera solidaria, la reparación civil de S/850 mil que debían al Estado. El saldo pendiente ascendía a S/204.925 y tenía que ser pagado antes del 30 de junio. Caso contrario, se revocaría la orden de prisión suspendida de Cerrón.

El viernes último, la fiscal anticorrupción de Junín Bonnie Bautista pidió al Poder Judicial prisión efectiva para el exgobernador por no haber cumplido con el pago. De acuerdo al pedido del Segundo Despacho de la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Junín, existiría un flagrante incumplimiento de las reglas de conducta fijadas contra los procesados, en relación con el pago del monto por reparación civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here