A la espera que la municipalidad distrital de Víctor Larco presente el expedientillo, como se acordó la semana pasada, está el gobierno regional para gestionar de inmediato la maquinaria del Ministerio de Vivienda y comenzar a reforzar los tramos deteriorados del enrocado en el mar de Buenos Aires

 La semana pasada se habían reunido en Víctor Larco y han quedado en que la municipalidad elaborará un expedientillo -debido a que es el área usuaria- y lo ingrese al gobierno regional, para reforzar el pedido ante el Ministerio de Vivienda la maquinaria necesaria.

“Los técnicos de la municipalidad están preparando el expedientillo, que no es lo mismo que un expediente técnico. Estamos a la espera de eso para intervenir en los cinco puntos del enrocado que ante los oleajes anómalos han cedido”, manifestó Ever Cadenillas, vicegobernador regional.

Según explicó, se intervino en este lugar en dos ocasiones anteriores con el Ministerio de Vivienda, reforzándolo con rocas de gran dimensión llevadas desde Simbal. Además, se ha hecho el drenaje junto al enrocado, para que el agua vuelva al mar y no pase a las viviendas.

Con la maquinaria del Ministerio de Vivienda se extraerá y trasladará roca de mediana y gran dimensión, de canteras de Simbal, para lo que se cuenta con la anuencia del alcalde distrital. Esto servirá para dar mantenimiento y reforzar las áreas donde hubo daños, precisó el vicegobernador regional.

“Lo que estamos haciendo, también, es insistir en la solución definitiva al problema de la erosión costera. Ojalá que con el nuevo gobierno nacional esto se eche a andar”, enfatizó.

Debe recordarse que hace poco se intervino en la recuperación del canal de drenaje que va paralelo al enrocado, en el mar de Buenos Aires norte, centro y sur, utilizando una retroexcavadora, cargador frontal y volquetes, haciendo la limpieza y reforzamiento del drenaje, el que había quedado obstruido con basura y desmonte.

Este canal evitaba que el agua que pasaba al reventar el oleaje en el enrocado vaya a las viviendas, impidiendo así que sean inundadas.

El año 2019 también se hizo algo similar, pero el accionar de gente inescrupulosa, que sigue arrojando basura y desmonte, ocasiona nuevos problemas.

El drenaje está aproximadamente a metro y medio del enrocado y tiene una caída para que el agua vuelva al mar discurriendo por en medio del enrocado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here