Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Contraloría General de la República detectó un perjuicio económico de S/ 124 393 en la Municipalidad Provincial de Chepén, debido a que la entidad no determinó la obligación tributaria de once contribuyentes, situación que permitió que se cumpla el plazo de prescripción y ya no se pueda exigir el cumplimiento de la deuda.

Desde el 2006 hasta el 2012 se generaron obligaciones tributarias por concepto de impuesto predial a favor de la entidad, pero 11 contribuyentes no declararon ni pagaron dicha deuda, por lo que le tocaba a la institución determinar las cuantías y exigir el pago antes de vencer el plazo de prescripción que son de seis años.

Sin embargo, el equipo de auditores del Órgano de Control Institucional (OCI) de la Municipalidad Provincial de Chepén comprobó que, durante el periodo comprendido entre el 2 de enero del 2013 hasta el 2 de enero del 2019 (plazo para exigir el pago de la deuda), los subgerentes de Registro, Recaudación y Orientación al contribuyente, así como el de Fiscalización y Administración Tributaria incumplieron sus funciones y no impidieron la interrupción de la prescripción.

Los hechos descritos ocasionaron que se afecte la recaudación tributaria y que no se perciba ingresos por S/ 124 393 en perjuicio de la entidad. En ese sentido, el OCI de la Municipalidad Provincial de Chepén ha solicitado a la Procuraduría de la Contraloría General de la República iniciar las acciones legales para determinar responsabilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here