Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

En los últimos meses la crisis económica producida por la pandemia, está generando que los productos en el mercado sufran un incremento en su precio, ocasionando incertidumbre y preocupación en la población. Un claro ejemplo es el aumento drástico en el valor del pollo, la harina, el aceite, el petróleo y el GLP, en consecuencia, esto afecta enormemente a los consumidores.

Recientemente, el ministro de Energía y Minas, Iván Merino, sostuvo que el precio del balón de gas disminuiría a 39 soles, debido a la inclusión del gas licuado de petróleo (GLP) en el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC).

Sin embargo, el presidente del Consejo Directivo del Osinergmin, Jaime Mendoza, sostuvo que dicha propuesta ocasionaría costos diarios de entre S/2 millones y S/4 millones para las arcas del Estado.

“Estimamos que el costo para bajar, tal vez S/10 al precio del gas hoy en más de S/50 soles el balón, podría significar para el Estado S/2 millones a S/4 millones diarios”, precisó Mendoza.

En esta línea, el titular de Osinergmin indicó que otra medida que se podría adoptar, es la ampliación de la distribución del vale FISE, que es un descuento mensual de S/20 y que actualmente llega a hogares que consumen menos de 30 kw/hora de energía. La propuesta es que llegue a las familias que consumen 42 kw/hora y de ese modo se agregarían 800,000 usuarios duplicándose el alcance.

Por su parte, Anthony Laub, quien es especialista en hidrocarburos, precisó que el retorno del GLP al FEPC es un error, pues el mencionado producto fue retirado del fondo porque en el campo no beneficiaba al usuario final. Asimismo, indicó que el mercado del GLP en el país es complejo, porque gran parte de las empresas que conforman este sector son informales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here