La lideresa de Nuevo Perú, Verónika Mendoza, consideró que sería muy importante que todos los sectores del país asumamos que la campaña política acabó y nos pongamos a trabajar, pongamos el hombro para resolver los problemas que tenemos actualmente.

«Ya hay un presidente elegido al igual que un Congreso de la República elegido democráticamente por el pueblo y los demócratas haríamos bien en poner paños fríos para ver el tema de la reactivación y la pandemia que tiene a niños y niñas encerrados sin poder ir a clases presenciales a lo largo de un año y medio», indicó.

«En diálogo con Cara A Cara, Mendoza dijo que los debates son legítimos y necesarios, pero una cosa es criticar y otra querer vacar al presidente desde el primer día de su mandato. Eso es antidemocrático, eso es golpismo», sostuvo.

Consultada en torno al tema de los deslindes contra el terrorismo, la lideresa de NP manifestó que tanto el jefe de Estado como el premier fueron bien claros con sus deslindes con todas las formas de violencia y terrorismo, de lo contrario su agrupación política no estaría participando del Gobierno.

Mostró su discrepancia con la poca participación de mujeres en el Ejecutivo y espera que el mandatario al hacer algún cambio considere ese tema, por lo que saludó también la voluntad de corregir y mejoarr las cosas.

Valoró asimismo que este Gobierno exprese por primera vez la diversidad de nuestro pueblo, destacando como uno de los casos la designación del ministro de Agricultura que conoce la situación del agro en el pais y está realizando bien las cosas en estos primeras semanas de Gobierno.

Lamentó que esa diversidad incomode a muchos, sobre todos a quienes han estado interesados en continuar con la situación anterior, donde se usaba la puerta giratoria para colocar en el sector público a gente comprometida con el sector privado, confundiendo la situación.

En la conversación saludó también el anuncio de un bono de solidaridad Yanapay, pero pidió que el mismo se ejecute lo más rápido posible. Sin embargo, criticó el tema del precio elevado del gas, en un país que produce el producto.

«Sobre los índices de popularidad del presidente, Mendoza dijo que esos porcentajes que muestran más de 40% de desaprobación debe ser una alerta para el Ejecutivo, pero también para el Congreso, que tiene un mayor porcentaje de desaprobación. Los demócratas haríamos bien en poner paños fríos para evitar que la democracia pierda credibilidad», aseveró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here