Aunque el inicio de la tercera ola de la pandemia por la covid-19 y la variante delta podría ser solo cuestión de tiempo, la población parece haberse olvidado de ello y que seguimos en emergencia, lo que podría ser fatal, expresó el gobernador regional Manuel Llempén Coronel durante la puesta en funcionamiento de la planta de oxígeno medicinal de Quiruvilca.

La planta que inauguró en Quiruvilca con la congresista Magaly Ruiz es la segunda de la provincia de Santiago de Chuco y llenará diariamente 36 balones de 10 m3 cada uno. Tiene una inversión aproximada de 700 mil soles, financiados por el Fondo Social Alto Chicama.

El alcalde distrital de Quiruvilca, Oscar Diestra, señaló al intervenir que ‘la planta se inaugura en memoria de los que ya no están’, en tanto que el director de la red de Salud recordó que en la primera y segunda ola de la pandemia la provincia tuvo que pedir oxigeno medicinal en Huamachuco, Cajabamba y Virú.

La pandemia sigue azotando al mundo entero. Hay más de 4.5 millones de muertos, el mundo entero sigue de rodillas ante este virus y sus variantes. Ya tenemos 200 mil fallecidos en el país. El virus sigue matando, por eso estamos haciendo un gran esfuerzo como país para tener un gran lote de vacunas.

“Antes la vacuna era la esperanza, pero ahora es la única tabla de salvación. Hay que seguir protegiéndonos y conservando todas las medidas de bioseguridad”, acotó Llempén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here