Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Luego de tres días de interesantes conferencias, el evento empresarial más importante del norte peruano arribó a una serie de conclusiones que serán enviadas a diversas instancias de Gobierno.

El presidente del Instituto de Economía y Empresa (IEE), Francisco Huertas Benites, quien participó además como vocero técnico del encuentro, señaló entre las conclusiones que “en menos de dos décadas, el Perú pasó de ser un milagro económico a ser un país abrumado por sus dificultades”.

Sustentó que entre el 2002 y el 2013, el ingreso per cápita creció a una tasa promedio del 5,3 % anual y la pobreza se redujo notablemente, al pasar de 59 % el 2004 a un 24 % el 2013. Este período de auge estuvo respaldado por buenas políticas domésticas, como la estabilidad macroeconómica y la apertura al comercio global (BM 2021).

“Dadas las condiciones favorables del sector externo, se requiere que el Gobierno genere las condiciones necesarias para aprovechar todas las oportunidades de mercado, pues beneficiaría al empleo de calidad y se generarían mayores impuestos. Asimismo, dada la evidencia y los riesgos externos, es necesario un manejo eficiente y prudente del gasto público”, añadió el vocero técnico del 32. ° EEN.

Los expositores advirtieron que se observaron incrementos en los contagios por COVID-19 en el Perú y que se podría complicar con tercera ola (menor PBI); también que la actividad económica creció 17.5 % en enero/setiembre 2021 en comparación al mismo periodo 2020; y que se recupera nivel de prepandemia (PBI, consumo de energía, despachos de cemento) pero de manera desigual por actividad, el empleo pierde calidad y está rezagado.

Huertas Benites señaló que el sector externo aún viene brindando vientos favorables para la recuperación, lo que se expresa en una mejora de los términos de intercambio que han llevado a la balanza comercial a situarse en sus máximos históricos. Además, la mayor demanda global ha impulsado las exportaciones no tradicionales que acumulan 14 meses de crecimiento consecutivo.

“En el tercer trimestre 2021, la población ocupada del país totalizó 16 millones 964 mil 200 personas, creciendo 16,9 % en comparación con similar trimestre del 2020, cifra menor en 1,4 % (-235 300) al compararlo con mismo trimestre 2019. La población desocupada del país fue 941 mil 200 personas (tasa desempleo 5,3 %)”, indicó a manera de conclusión.

Estrategias

El evento sugiere que una estrategia de formalización es una buena manera de delinear una estrategia coherente de crecimiento económico sostenido. Así, los componentes reflejan los obstáculos que enfrentan las empresas: modernizar el marco regulatorio; facilitar creación de empleo; racionalizar el sistema tributario; mejorar la provisión de servicios públicos; e, impulsar acumulación de capital humano.

Esta estrategia debe estar orientada a aumentar la productividad a través de una estrategia integral, del crecimiento de las empresas, y, enfocada en hacer la formalidad más atractiva. “Reducir la informalidad en 20 puntos porcentuales en 10 años, puede acelerar el crecimiento en 1.8 puntos porcentuales”, indicó Francisco Huertas citando el dato de Daniel Barco, del Banco Mundial.