Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El pasado 18 de diciembre se paralizaron las actividades extractivas en la minera Las Bambas, esto ha ocasionado una pérdida de US$ 90 millones en ingresos. Las comunidades campesinas de Chumbivilcas en el Cusco dieron una corta tregua hasta el 30 del mes en curso para poder entablar una mesa de diálogo con representantes del Gobierno Central.

Este conflicto en el Corredor Minero Sur podría reanudarse en cualquier instante ante la pasividad de la Presidencia del Consejo de Ministros para trazar la hoja de ruta con miras a su encuentro del próximo jueves 30, donde se espera llegar a un consenso en beneficio de las comunidades campesinas y de la empresa minera para que se reactiven sus actividades.

Por su parte, el presidente del frente de defensa de Chumbivilcas, Wilber Fuentes, indicó que hasta el momento no ha recibido ningún detalle de la propuesta del viceministro de Gobernanza Territorial, Pablo Sánchez, quien planteó que todo el corredor sea declarado una zona de tratamiento especial.

“Desde la perspectiva de gobierno, con ese tratamiento especial se pueda cuidar el ambiente de impactos negativos, que las comunidades participen en los beneficios y en las cadenas de valor de la empresa”, manifestó.

En tanto el asesor de las comunidades, Víctor Villa, declaró que no saben nada del tema e indicó lo siguiente: “No sé con qué propuesta van a ir el 30, pero la premier debe estar preocupada. La vía está despejada pero solo preventivamente. No sé con quién llegará y tampoco tengo mucha esperanza en eso porque la premier va a querer demostrar que fue ella quien generó el desbloqueo, pero no hay reuniones previas ni nada”.