Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El secretario general y cabeza de Perú Libre, Vladimir Cerrón, solicitó al presidente Pedro Castillo desterrar a sus familiares, a los integrantes de su sindicato y a “los chotanos” de su círculo más cercano, pues con esto, se evitaría una posible vacancia por parte del Congreso.

“Ahora, no podemos culpar de todas las desgracias a los caviares, debemos analizar los círculos de confianza e influencia que rodean al Presidente en orden de prioridad; son seis. Primero, los familiares sobrinos; segundo, el sindicato; tercero, los chotanos; cuarto, los caviares; quinto, los partidos derechistas; y sexto, Perú Libre”, fueron las primeras palabras de Cerrón en el portal de Perú Libre.

El exgobernador de Junín, líneas arriba detalló como es que se encuentran conformados los círculos de confianza del mandatario y como es que estas personas ajenas al pensamiento de izquierda han llevado a Castillo Terrones a carecer de una “herramienta ideológica, política, programática, táctica, estratégica y organizativa”.

“Ahora, no podemos culpar de todas las desgracias a los caviares, debemos analizar los círculos de confianza e influencia que rodean al Presidente en orden de prioridad; son seis. Primero, los familiares sobrinos; segundo, el sindicato; tercero, los chotanos; cuarto, los caviares; quinto, los partidos derechistas; y sexto, Perú Libre”, prosiguió.

Además, enfatizó en que el presidente de la República debe poner por encima de todo al partido Perú Libre, bancada que lo llevó a hasta Palacio de Gobierno.

“Para lograr que el Presidente se reencuentre con su pueblo, pasa por un necesario sinceramiento con el Partido, invirtiéndose el orden en los círculos de confianza, donde en primera línea esté Perú Libre, seguido por los caviares y los partidos de derecha que brinden apoyo coyuntural, desterrando a los familiares, al sindicato y a los chotanos”, recalcó.

Por último, Cerrón, consideró una fórmula infalible para evitar la vacancia es que la bancada de Perú Libre se encuentre unida y a futuro poder negociar con Juntos por el Perú y algún otro partido de derecha.

“En realidad, esta es la fórmula que lo salvará de los intentos de una futura vacancia, Perú Libre con su bancada unánime, Juntos por el Perú como sector caviar y algún partido de derecha negociable, que le permita garantizar mínimamente 44 votos, con lo que se tendría un Presidente invacable. Para que este engranaje funcione es indispensable garantizar la primera condición, la unidad de la bancada de Perú Libre, sin ella pocos se arriesgarían a negociar con el Gobierno, así como mantener a Juntos por el Perú con su ministerio y cerrar filas con Somos Perú”, finalizó.