Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El polémico alcalde del distrito de Moche, Arturo Fernández Bazán, quien ha protagonizado diversos escándalos en plena emergencia sanitaria de la Covid-19, estaría pensando postular a la Municipalidad Provincial de Trujillo para el 2023, pues él cree que tiene posibilidades de ser la autoridad edil máxima a nivel de distritos.

Fernández Bazán, quien en 2018 postuló y alcanzó el sillón municipal de Moche a través del partido Alianza para el Progreso, hoy exhorta a la población a no seguir apostando por más candidatos del partido político que lidera César Acuña Peralta, pues con ello estaría dando la espalda a la agrupación política que lo llevó a convertirse en alcalde.

Si se habla de un alcalde que resalte por actos bochornosos y no por sus obras municipales y proyectos de desarrollo, este es Arturo Fernández, quien por sus comportamientos inadecuados estuvo a punto de ser vacado por sus regidores.

Además, el alcade mencionado anteriormente, se ha rehusado en varias oportunidades a cumplir con la cuarentena respectiva impuesta por el Gobierno central; junto a ello, la autoridad fue involucrada por una investigación de la Fiscalía Especializada en Lavado de Activos del Santa.

Fernández Bazán, confirmó a un diario local que todavía existe una parte de la población a la que la adjudica como «inteligente» al pedirle que se presente a los comicios regionales y municipales del presente año.

“La candidatura a la provincial está en evaluación porque veo cierto entusiasmo de parte de un sector inteligente de la población que desea que transforme Trujillo, así como lo estamos haciendo en Moche con el equipo de trabajo que tengo, donde prima la capacidad y no el carné partidario. Todo se definirá en las siguientes semanas”, indicó.

De otro lado, el polémico alcalde, considera que los alcaldes de Trujillo y La Esperanza, José Ruiz Vega y Martín Namay, respectivamente, ya están haciendo campaña.

«Son hipócritas porque ellos sí están haciendo campaña, están haciendo todo lo posible para que postulen. Ambos son el producto de César Acuña Peralta, son el producto del ateísmo y creo que ya hemos tenido demasiado de este partido y la población deberá elegir en octubre si quiere tener lo mismo», finalizó.