Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El exsecretario general de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, fue interrogado el día de ayer por la Comisión de Fiscalización e indicó que se reunió 5 veces con la cuestionada Karelim López en la casa de Pizarro y señaló que las citas que se daban era porque la lobista tenía pensado en realizar una actividad navideña en la sede del Ejecutivo, así como exponer iniciativas de «proyección social’ para los más necesitados.

“Ella pensaba realizar una actividad de la Navidad del niño del Perú en Palacio donde se iba a traer de cada región a una representación de niños necesitados. Ese era su proyecto ambicioso. Iba a convocar a empresas y amigos. Era una especie de Teletón”, dijo ante el ente fiscalizador.

“No hubo otro tema en las reuniones, todo era proyección social, jamás hubo temas empresariales. Espero encontrarme con ella en algún momento para decirle cuando nos vimos [en Palacio] le pregunté si tenía actividades relacionadas con el gobierno y me dijo que no”, agregó.

Con respecto a los contratos por el caso del Consorcio Puente Tarata III, en los que Pacheco y López estarían involucrados, el interrogado dijo: «El tema de los contratos de Tarata, es un tema de contrataciones, deberíamos consultar con un experto para que nos explique el proceso. Yo soy ajeno a eso. Nunca he tenido acceso a esos temas. Esto es del MTC. Presidencia no tiene nada que ver”.

Por último, en relación a los 20 mil dólares que se le halló a Pacheco en el baño de su despacho en Palacio de Gobierno, esté refirió: “Yo en ningún momento he recibido corrupción de nadie. Ustedes sabrán que este tema del ascenso causó una denuncia. Por eso tuve que buscar una defensa legal y hay que pagar eso con dinero. Entonces, en esa instancia lamentablemente, por circunstancias, un día antes del allanamiento, justo ese día tenía que pagar mi defensa legal, un día antes justo había recibido el dinero”.

“Le dije a mi familia que necesitaba dinero y ellos me dieron ese dinero. Como familia grande, tenemos herencia de mis padres, mi familia tiene terrenos en Junín y el dinero se distribuye entre los hermanos. Tengo los contratos de la compra y venta de esos terrenos”, culminó.