Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El 81% de las personas dice que “confiar en que la empresa está haciendo lo correcto” es el factor que más influye en la decisión de compra o solicitud de servicio, revela un estudio de Edelman.

La tecnología lleva años revolucionando el mundo en el que vivimos. Si esta revolución también se puede traducir en beneficios para el ecosistema, la combinación no podría ser mejor. Diversas empresas han reconocido la necesidad de cambio y han adoptado posturas y políticas de responsabilidad social enfocadas a mejorar los hábitos de protección al medio ambiente en sus organizaciones.

“Los datos muestran que la elaboración de papel ocupa el quinto lugar en el consumo mundial de energía del sector industrial. Para una tonelada se emplean de 150.000 a 200.000 litros de agua y para producir un paquete de 500 folios de fibra virgen 130,6 litros. Además, implica la tala de 24 árboles. En vista de ello, en Caja Trujillo se vienen implementando prácticas a favor del medio ambiente, creando diversos canales digitales para que nuestros de clientes puedan abrir una cuenta, solicitar un crédito y así evitar las impresiones en papel y al mismo tiempo reducir el uso la energía eléctrica durante el día, en un buen gesto hacia el medio ambiente”, comentó José Camacho, Gerente Central de Negocios de Caja Trujillo.

Estas prácticas permitirán que sus clientes, a través de la tecnología, puedan adquirir uno de los productos financieros y aceptar un contrato con solo una firma digital, asegurando su identificación a través de un sistema de reconocimiento facial.

Asimismo, la microfinanciera lleva a cabo un proyecto denominado ‘Reciclando ando con Caja Trujillo’ el cual consiste en la recolección de tapitas plásticas en todas sus agencias a nivel nacional, con la finalidad de reducir el uso de plástico y reutilizarlo para la elaboración de otro tipo de material.