Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

No va más. Una de las principales labores mineras ilegales, que operaba hace años en el cerro El Toro  (Huamachuco) y ha sido escenarios de muertes,  paralizará su actividad tras las  denuncias por contaminación  ambiental y las sanciones en su contra por desacato a la autoridad.

El consejero regional por Ascope, Greco Quiroz Díaz, señaló que el cierre de Minerals Doña Julia se trata de “un gran paso en la lucha contra esta actividad ilícita que se expande sin control en esta zona andina de la provincia de Sánchez Carrión».

“El Gobierno Regional de la Libertad, a través de su Comisión de Energía y Minas, asumió desde un inició esta cruzada con la debida responsabilidad. Junto a la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos dirigida por el ingeniero Raúl Araya, se desarrolló una importante labor técnica para terminar con este flagelo que perjudicaba seriamente la vida de los pobladores por la contaminación ambiental y que, además, tiene varias investigaciones por los fallecidos en socavones”, sostuvo.

Minerals Doña Julia y su dueño Jorge Espejo Moreno fueron excluidos definitivamente del Registro Integral de Formalización Minera (REINFO). Espejo Moreno abandonará el predio donde su empresa realizaba operaciones al margen de la ley.  Acorralado por las denuncias en su contra y expulsado del REINFO no tuvo otra opción que cerrar su operación en la zona que ha quedado marcada por varias muertes durante los últimos años.

La Defensoría del Pueblo de La Libertad también solicitó a la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos inicie  acciones inmediatas de inspección  contra esta labor minera tras las denuncias por arrojo de relaves en la vía comunitaria del caserío de Shiracmaca, a fin de salvaguardar la salud de los pobladores.

“Las denuncias en su contra han sido fundamentales para que Espejo Moreno y sus socios abandonen el predio de ‘Doña Julia’. Por otro lado, el monitoreo ambiental desarrollado por equipos especiales de la Policía Nacional del Perú evidenció los graves atentados contra el ecosistema de la zona”, mencionaron los fiscales que trabajaron imparcialmente en este caso de minería ilegal.

Asimismo, el consejero Quiroz,  anunció que seguirán las investigaciones y acciones contra de la minería ilegal que sigue expandiéndose en los caseríos de Huamachuco. El pasado 7 de marzo, remitió un oficio a la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos, amparado en Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, para que se inicien labores de fiscalización contra   Guzmán Alva Polo y  al predio de Fernando Polo Espejo, dueño de un bosque donde se estarían camuflando nuevos socavones en perjuicio de la población.

En este lugar, según versiones de los propios pobladores, trabajadores que eran explotados laboralmente en Minerals Doña Julia, irían a laborar en el bosque que supuestamente es el pulmón de Huamachuco, pero que en realidad camufla una serie de socavones.  Un sujeto  Bacilio, personaje ligado a la minería ilegal en Huamachuco, inició labores ilegales que están camuflados entre los árboles, revelaron.  

Los pobladores pidieron la intervención de las autoridades competentes en esta zona que está siendo devastada por esta actividad extractiva ilegal. Aunque, lamentaron que algunas autoridades  regionales, mantenían una buena relación con Espejo Moreno y su ilícita actividad. Incluso, personajes ligados a la minería ilegal intentan lanzar su candidatura a la alcaldía provincial de Sánchez Carrión en las próximas elecciones, advirtieron.