Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El Sindicato de Trabajadores Administrativos de Petroperú (STAPP) exigieron mediante un oficio al presidente Pedro Castillo la renuncia del gerente general de esta institución estatal, Hugo Chávez Arévalo, quien viene siendo investigado por la fiscalía.

Asimismo, se exhorta que se justifique porque el citado funcionario permanece en el cargo ya que lo califican como personaje carente de los méritos que dicho cargo solicita como experiencia, moral y don de gentes.

“Hoy en nuestra empresa se vive un estado de impaciencia e incertidumbre por acciones tomadas que antes nunca se habían visto y no precisamente por acertadas y modernas en el manejo de personal, sino por el contrario, lejos de ello, con absoluto desconocimiento de lo que significa dirigir una empresa”, indica el oficio.

De otro lado, denunciaron que los trabajadores viven continuamente bajo amenaza de despido e indicaron que se les envían correos anónimos en los que son conminados con el despido si graban algún acto o comenten cualquier situación que se produzca en la empresa.

“¿Cómo debemos llamar esta prepotente e inaudita amenaza? sino una tiranía en un país en pleno estado de derecho y que debe ser corregido a tiempo”, señala el documento.

Chávez Arévalo está siendo investigado en el caso Petroperú por presuntas irregularidades en la licitación para la compra de biodiésel B100 a la empresa Heaven Petroleum Operators.

Esto en base a la tesis fiscal, que señala que el 18 de octubre de 2021 Karelim López, Samir Abudayeh y funcionarios de Petroperú se reunieron para que la compañía de Abudayeh sea beneficiada con la buena pro del proceso de licitación del combustible diésel.