Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Teniendo como escenario el estado de emergencia por la inseguridad en Trujillo, el alcalde José Ruiz Vega anunció que presentará un proyecto de ordenanza al pleno del concejo de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), a fin de prohibir la realización de reuniones y fiestas sociales desde la medianoche, debido a que, en muchos de estos eventos, se han registrado enfrentamientos a mano armada.

“Por la mañana (de ayer), tuvimos un compromiso para aprobar una ordenanza que pone limite las fiestas sociales, máximo a las 12 de la noche. Fuera del horario, serán clausurados. Hoy es el momento de trabajar por la seguridad, ponemos a disposición logística, 40 patrulleros del Serenazgo y la Central de Monitoreo. Tengo un compromiso de trabajar con resultados”, manifestó la autoridad provincial.

En ese sentido, Ruiz Vega expresó su conformidad con el arribo de alrededor de 100 agentes Dinoes a la ciudad, por lo que afirmó que no descansarán hasta derrotar a la delincuencia en la jurisdicción trujillana. “Nos ponemos a disposición para hacer un trabajo articulado, en equipo, desde las juntas vecinales, ronderos, la PNP, la Marina de Guerra y el Ejército Peruano. Los delincuentes y los malos extranjeros están con las horas contadas. No descansaremos hasta derrotar a la delincuencia”, dijo.

Asimismo, agradeció al presidente de la República Pedro Castillo y al premier Aníbal Torres, quien firmó la declaratoria de emergencia por inseguridad (Decreto Supremo N° 027-2022-PCM) luego de una intensa gestión de Ruiz Vega, con apoyo del concejo provincial.

Con la norma aprobada, se incrementarán los operativos de control de identidad, así como en el ingreso y salida de Trujillo (Laredo y El Milagro). La Policía podrá allanar los domicilios de sospechosos de miembros del crimen organizado sin previa orden judicial o fiscal, pero respetando los derechos humanos.

Cabe señalar que, al promediar el mediodía del ultimo martes, la III Macrorregión PNP La Libertad presentó en la plaza mayor de Trujillo al centenar de agentes que se sumarán a los 100 efectivos Dinoes que ya se encontraban acantonados en la ciudad, además de los 300 militares disponibles para luchar contra la delincuencia en la provincia.

A las labores, se sumará el 50% del personal administrativo para luchar contra las bandas organizadas, y aquellos que se encuentren de franco, recibirán una bonificación.