Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Marcos Crispin, joven que recibió el impacto de un perdigón en el rostro por parte de miembros de la PNP, ha perdido el ojo derecho y corre el riesgo de perder el otro, producto del proyectil.

Como se recuerda, Huancayo ha vivido casi una semana de constantes enfrentamientos, saqueos y desabastecimiento de alimentos, producto del paro acatado por los gremios de transporte pesado, agricultores y la ciudadanía en general motivados por el incremento del precio en el combustible y el aumento del costo de la canasta básica familiar.

La tarde del sábado, aproximadamente entre las 13:00 y 14:00 horas, Marcos Crispin, quien en compañía de otros ciudadanos exigían la presencia del presidente Pedro Castillo y reclamaban que ponga en ejercicio su discurso de campaña, fue herido por el impacto de un perdigón que se estrelló de forma directa en su rostro, exactamente a la altura del ojo derecho dejándolo imposibilitado de ver, tras un desgarramiento y sangrado de preocupación para sus compañeros.

El perdigón fue lanzado por miembros de la PNP cuya identidad es desconocida hasta el momento, pero sus acciones han sido duramente criticadas en redes por el uso indiscriminado, no sólo de perdigones, si no también de bombas lacrimógenas en espacios donde había la presencia de niños y adultos mayores.

Hasta el momento, los familiares del joven se encuentran solicitando apoyo de la ciudadanía, debido a que están recopilando todo material audiovisual que sirva de evidencia para acentuar la denuncia contra los causantes del incidente.