Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Funcionarios de la empresa OHLA, informaron al vicegobernador regional Ever Cadenillas que los proyectos de mejoramiento y protección de los ríos Virú y Chicama, que van a proteger la vida de la población, el agro, la infraestructura pública y propiedad privada, están avanzados. Los trabajos en campo comenzarán en julio de este año.

En la exposición de ambos proyectos, que evitarán desbordes e inundaciones, se precisó que es resultado de estudios, modelamientos y aportes de pobladores; y que en total se invertirá S/ 530 millones bajo la modalidad de gobierno a gobierno y fast-track, para agilizar los procesos constructivos.

“Las obras en las partes altas se iniciarán entre julio y agosto considerando que ambos proyectos se pueden empezar con el expediente elaborado al 30% y aprobado”, dijo Cadenillas.

Se van a iniciar los procesos de socialización en la población, en coordinación con las autoridades ediles de Virú y Ascope, y se necesita su ayuda para liberar terrenos para el uso de canteras o el uso de vías para la maquinaria a intervenir en la obra, agregó.

En el “Mejoramiento y ampliación del servicio de protección contra inundaciones en ambas márgenes del río Virú y afluentes” se tiene previsto invertir S/ 155’177,373.12; y S/ 73’693,208.95 en la “Creación del servicio de protección contra desbordes de quebradas Norte Verde, Queneto, El Arenal (Cereal) y Huascarán”.

En el «Mejoramiento y Ampliación del servicio de protección contra inundaciones en ambas márgenes del río Chicama, tramo de la desembocadura en el Océano Pacífico hasta el Puente Punta Moreno, distritos de Ascope, Chicama, Magdalena de Cao, Casa Grande, Santiago de Cao y San Benito, de la provincia de Ascope – La Libertad y la provincia de Contumazá – Cajamarca” se invertirá S/ 222´750,395.19.

En la “Creación del servicio de protección en la ribera de las quebradas Ascope, El Oso, Alto Perú, Pampa Hermosa, Quirripano y Santanero, vulnerables ante el peligro de inundación en los distritos de Ascope y Chicama de la provincia de Ascope y en el distrito de San Benito de la provincia de Contumazá – Cajamarca”, la inversión será de S/ 67’063,800.56.

En el río Virú se intervendrán en total 69 km, incluyendo a las quebradas de El Niño y Virú, que van a ser las más favorecidas. Los trabajos comenzarán en Carabamba, desde la cabecera o naciente de la cuenca, dónde la población está muy cerca y a nivel del cauce. Allí se va a generar una solución que permita dar mayor seguridad a las familias.

En Virú, se ha previsto intervenir en 60 km de defensas ribereñas, 31 km de encauzamiento y 5 diques. Hay obras de defensa ribereñas desde Carabamba (Julcán) con gaviones en 2.70 km. En Huacapongo se harán 14 km de defensas ribereñas y se trabajará también en 44 km desde Tomabal hasta el mar.

En el río Chicama se prevé una intervención de 64.19 km de descolmatación, 18.36 km de defensa ribereñas y 15.55 km de mejoramiento de defensa ribereñas existentes y 3 km de diques que en total serán 12, con una inversión de S/ 22 millones para el río y S/ 67 millones para las quebradas.

En Sausal si ocurre un desborde de la quebrada el agua se mete al pueblo por lo se tiene que hacer mayores intervenciones para descargar la quebrada al río Chicama. En Ascope se intervendrá en tres quebradas con mallas dinámicas. La tecnología ha cambiado y se está apostando por materiales flexibles, expusieron los proyectistas.

La intervención en el río Chicama, desde Punta Moreno al mar, implica reforzar y mejorar algunos diques existentes. Se busca empezar en julio o primeros días de agosto un tramo de descolmatación del río, luego vendrán las quebradas, expusieron los proyectistas.

A la pregunta de Cadenillas de ¿qué se hará para que cuando los canales no se utilicen no reciban desmonte o basura, para evitar ‘obras muertas’?, se indicó que habrá intervenciones paisajistas, con parques temáticos y zonas de esparcimiento o turísticas. La autoridad propuso vegetación con plantas nativas y resistentes en tiempos que no haya lluvias.

Este tipo de intervenciones se harán en Virú, en Huancaquito y el delta, entre otros. En el río Chicama, en Sausal puente Victoria, Careaga, cruce Panamericana y Nazareno.

El proyecto es financiado a través de Reconstrucción con Cambios, beneficiando a La Libertad y Cajamarca; y a las provincias de Ascope, Contumazá, Virú y Julcán. Actualmente se encuentra a nivel de desarrollo de diseños, gestión de certificaciones ambientales, liberación de terrenos, solución de interferencias, gestión predial, permisos, integración social y finalmente se hará la construcción.