Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Con la participación funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, la empresa Quavii –filial de Promigas en el Perú– realizó la primera conexión de un comedor popular al servicio de gas natural en el norte del país. El comedor beneficiado con el servicio fue Tumi de Oro, ubicado en el distrito de El Porvenir en Trujillo.

La conexión se concretó con recursos del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE), herramienta creada por el Estado peruano en el año 2012 con el objetivo de llevar energía menos contaminante a las poblaciones más vulnerables del país, y cuyo uso actualmente viene siendo promovido para, entre otros objetivos, masificar el gas natural en algunas regiones.

“Hoy anunciamos con satisfacción la conexión al servicio de gas natural del comedor popular Tumi de Oro, el primer comedor de la región la Libertad y del norte del país en contar con un recurso económico y amigable con el medio ambiente, que, sin duda, le traerá una serie de beneficios. Confiamos en que pronto más comedores populares de la zona norte del país contarán con este servicio”, manifestó Miguel Maal, gerente general de Promigas Perú.

Desde el año pasado, el Estado amplió el programa BonoGas del FISE en las ciudades de Trujillo Chimbote y Pacasmayo para que los hogares puedan financiar su instalación al servicio de gas natural, y luego el Ministerio de Energía y Minas (MINEM), modificó el alcance de BonoGas, con la finalidad de llevar el gas natural a comedores populares, albergues y otros centros de índole social, permitiendo de esta manera que más familias puedan acceder a los beneficios del servicio de gas natural en su hogar. Esto fue determinante para beneficiar al comedor Tumi de Oro con el suministro continuo, seguro, económico y ecoamigable.

Vicenta Rodríguez, presidenta del comedor popular que atiende más de 100 raciones diarias, entre almuerzos y desayunos, agradeció al MINEM y Quavii, porque tendrán ahorros de hasta S/ 3,000 anuales por usar gas natural frente al gasto que tenían por la compra de balones de GLP.

“Estamos orgullosos de seguir contribuyendo a mejorar la calidad de vida de más personas en La Libertad, Lambayeque, Ancash y Cajamarca, donde beneficiamos a 180,000 familias.  En Trujillo, donde tenemos el mayor avance, 73,000 hogares están conectados a este servicio”, indicó Maal.