Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad desalojó el pasado 18 de noviembre, a un grupo de invasores que pretendían apoderarse de una zona intangible del complejo arqueológico Chan Chan.

En el operativo de control se logró capturar a estas personas, quienes eran miembros de la Comunidad Cristiana ‘Misión de Restauración con la Palabra Viva’.

Sin embargo, después de tres días, en el mismo lugar se notó la presencia de terceras personas ajenas al Instituto Nacional de Cultura, quienes se posesionaron del predio. Es así, que actualmente están usufructuando a vista y paciencia de las autoridades de Cultura que guardan un silencio ante este hecho irregular.

En ese sentido, se ha denunciado al exdirector de Cultura, Jhon Juárez Urbina, por los presuntos delitos peculado doloso y abuso de autoridad, pero la Fiscalía Anticorrupción que debería actuar de oficio en este caso, solo lo considera como testigo.

Por su parte, el decano del Colegio de Periodistas de La Libertad, Alfredo Galindo, señaló para nuestro medio que Juárez Urbina fue quien solicitó el desalojo de esta comunidad cristiana, pero permitió a estas terceras personas ocupen la zona intangible y no realizó las gestiones pertinentes para desalojarlos.

“Está bien que desaloje, pero lo que está mal es que haya permitido que a los tres días lo ocupen otros el terreno. Él (Juárez Urbina) ha utilizado recurso del estado para desalojar a una familia en beneficio de otros, así que el argumento de zona intangible y por eso desalojan cae por si solo”, refirió el exfiscal.