Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Comisión de Economía del Congreso aprobó el pasado miércoles el proyecto de ley denominado “Canon para el pueblo”, que busca distribuir directamente el 40% del canon minero y/o gasífero a la población que se encuentre en situación de pobreza o pobreza extrema de las zonas de influencia de las operaciones. 

En el proyecto, se considera que el importe correspondiente a cada gobierno regional se distribuiría en partes iguales entre todos los gobiernos locales del departamento donde se extrae el recurso natural para, a su vez, realizar las asignaciones. 

Según la medida aprobada, para ser beneficiario de una asignación monetaria se debe ser peruano de nacimiento, contar con cinco años de residencia en la localidad donde se ubica la explotación minera y/o gasífera y encontrarse en condición de pobreza o pobreza extrema. 

Rómulo Mucho, exviceministro de Energía y Minas, calificó la medida de populista y anotó que el principal problema es la ineficiencia en la capacidad de gasto de los recursos del canon y la falta de planes de desarrollo de las autoridades locales, regionales y nacionales. 

“Lo propuesto ayudará a las comunidades en el corto plazo, pero se tiene que planificar a largo plazo, en la generación de trabajo a través de proyectos públicos y privados y en cómo apoyar a los gobiernos subnacionales a ser más eficientes en el gasto”, concluyó.

Carlos Casas, profesor principal de Economía de la Universidad del Pacífico, anotó que la iniciativa aprobada es una especie de paliativo a la mala calidad de las administraciones municipales que no pueden transformar el dinero en obras de infraestructura y, en muchos casos, hay corrupción.

Fuente: El Comercio