Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) inauguró, el pasado martes 24 de mayo, el óvalo Monitor Huáscar con el objetivo de descongestionar el intenso tráfico en las principales avenidas de la Molina y sus distritos adyacentes.

El problema ocurrió cuando, a los pocos minutos de haberse inaugurada la obra, se generó un caótico tráfico en la avenida Javier Prado. Fue aproximadamente a las 7:58 a.m cuando el tránsito con dirección hacia La Molina lucia casi vacia; sin embargo, en el distrito de San Isidro la situación era distinta, con una carga vehicular bastante pesada.

Un funcionario del municipio de Lima indicó que esto se ha debido al primer día de inauguración y que esto servirá para hacer las evaluaciones necesarias que permitan instalar mejores estrategias de tráfico para los conductores.

“Justamente acabamos de inaugurar esta infraestructura vial, tan importante obra de la Municipalidad de Lima. Nuestros especialistas en tránsito están evaluando el comportamiento, estamos en una hora punta, vemos que el tráfico hacia La Molina es muy fluido, pero el tráfico hacia San Isidro está un poco cargado, justamente tenemos a los inspectores haciendo la evaluación correspondiente”, sostuvo el ingeniero José Buleje.

La obra tiene como finalidad reducir hasta en 30 minutos los recorridos vehiculares de los vecinos de La Molina, San Luis, Surco, Ate y San Borja. Así mismo, se espera la disminución del 85% la carga vehicular en la intersección de las avenidas Javier Prado Este, Las Palmeras y el Golf Los Incas.