Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Una fémina, identificada como Tania Judith Fernández Leytón, de 50 años, fue asesinada a manos de un criminal, al intentar defender a unos jóvenes que eran víctimas de un asalto el viernes 17 de junio, en el cuarto sector del asentamiento humano Wichanzao, en el distrito La Esperanza, ciudad de Trujillo.

Según información preliminar, la mujer, al oír gritos en exteriores de su vivienda, salió por su ventana del segundo piso y se percató que dos jóvenes estaban siendo despojados de sus pertenencias, por lo que optó a gritarle a los malhechores que los dejaran en paz. Sin embargo, uno de los delincuentes apuntó a Judith Fernández con su arma de fuego, para arrebatarle la vida.

Los familiares de la difunta, inmediatamente, acudieron al segundo piso al escuchar el disparo, quienes hallaron el cuerpo en un mar de sangre, y la trasladaron al hospital Alta Complejidad Virgen de La Puerta, donde falleció en unas horas, pese a los esfuerzos del personal de salud.