Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

En la avenida 2 de Mayo, del distrito de Víctor Larco Herrera, provincia de Trujillo, región La Libertad, extorsionadores dejaron un artefacto explosivo en la puerta de las instalaciones del restobar Vida.

El dueño, al percatarse del pirotécnico, dio parte, inmediatamente, a la policía de Buenos Aires, logrando que los agentes de la Unidad de Desactivación de Explosivos (Udex) de Trujillo, a cargo del técnico PNP

Ángel Santoyo Puicón, detonaran el aparato.

Según manifestó el propietario, desde hace semanas viene siendo extorsionado por delincuentes, para que pague cupo.

Artículo anteriorUniversidad César Vallejo reconoce plagio en tesis del presidente Castillo
Artículo siguienteTrujillo: Empresas de micros y combis acatan paro en contra de ordenanza municipal