Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Trabajadores de la Gerencial Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos fueron intervenidos por pobladores armados, quienes serían aliados de mineros ilícitos, en el distrito de Marmot, provincia de Gran Chimú, región La Libertad.

Los hechos transcurrieron mientras las autoridades se encontraban siguiendo las aguas del río Chicama, en las localidades de Lucma y Compín del mencionado distrito, con el fin de tomar muestras hídricas de estas y enviarlas a Sedalib, para verificar el grado de contaminación.

Tras notar la oscuridad de las aguas del río Huaranchalino y Chicama, autoridades provinciales y regionales se destinaron a hacer recorridos por las fuentes hídricas antes mencionadas, siendo irrumpidos en dos ocasiones distintas por personas con armas de fuego.

En una primera instancia, cinco personas las retuvieron, cuestionando el motivo de su presencia y revisando la unidad en la que se trasladaban, sin embargo, pudieron continuar, hasta que dialogaron con moradores de la zona que les indicaron que las aguas turbias provienen de Barro Negro, territorio peligroso en el que se siembra coca.

Un nuevo grupo armado impidió la continuidad de las diligencias, por lo que las autoridades decidieron retirarse, considerando retomarlas, pero en compañía de efectivos policiales y de fiscales.