Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Contraloría General detectó irregularidades en el procedimiento de contratación pública especial para el mejoramiento de un camino vecinal en el distrito de Julcán, obra que fue licitada por la municipalidad provincial del mismo nombre por más de S/ 2.5 millones.

Actualmente, dicha obra está inconclusa y sin fecha para el reinicio de los trabajos, los cuales fueron suspendidos debido a las condiciones climatológicas.

Según el Informe de Control Específico N.º 002-2022-2-1762-SCE, que evaluó el periodo 16 de noviembre al 07 de diciembre de 2018, el Comité de Selección del referido municipio admitió, evaluó y otorgó la buena pro a un postor (consorcio) que no acreditó los requisitos exigidos en las bases integradas.

El consorcio no presentó la carta de línea de crédito, documento obligatorio para la admisión de su oferta, sino un documento que quiso acreditar como tal; emitido por una empresa afianzadora de garantías que no está autorizada para emitir cartas de líneas de crédito.

Además, una de las empresas que conforma el mencionado consorcio usó la experiencia de otra empresa con la que antes se había fusionado, y al momento del proceso de selección estaba impedida para contratar con el Estado. El fundador y primer gerente general de ambas empresas son la misma persona.

Por los hechos expuestos, los tres servidores públicos que conformaron el Comité de Selección y el ex subgerente de logística tendrían presunta responsabilidad penal y/o administrativa.

El informe fue comunicado al Procurador Público Especializado en Delitos de Corrupción para el inicio de las acciones penales correspondientes; y al alcalde provincial para el deslinde de las responsabilidades administrativas.

Artículo anteriorAl menos 20 caseríos de Usquil contarán con energía eléctrica por primera vez
Artículo siguienteDavid Tuesta: “La noción del gobierno para beneficiar al trabajador es errada”