Especialista en Gestión Pública cuestiona baja ejecución presupuestal en municipalidades

0
260

Los bajos índices de ejecución presupuestal en el sector público (gobiernos locales y regional), se debe a la poca capacidad de gasto por parte de los gerentes. Esta situación está frenando el crecimiento y desarrollo, declaró el magíster en gestión pública y doctor en derecho Carlos Rodríguez Rodríguez.

“Las actuales gestiones ediles han cumplido más de 5 meses de función, y no están demostrando eficiencia, debido a que hay ejecutivos que no tienen suficiente formación en gestión pública, por lo que los resultados a fines de año no serán satisfactorios”, expresó.

El también docente universitario en Gestión Pública indicó que es muy lamentable la actual situación de las municipalidades, en cuanto se refiere a la poca ejecución en los proyectos de inversión, según los informes del Ministerio de Economía y Finanzas.

En esa línea, invocó a los políticos, que han llegado a los gobiernos locales, a dar prioridad al aspecto técnico, antes que, a lo político en las acciones de gestión, a fin de cubrir las gerencias, subgerencias y unidades con profesionales capacitados en Gestión Pública y experiencia, que a la vez tengan atributos éticos y vocación de servicio.

Asimilismo, afirma que hay muchos alcaldes que desconocen, que en sus propias comunas existen profesionales capaces y experimentados, que no son tomados en cuenta y prefieren equivocadamente, copar los cargos de confianza con operadores políticos de campaña electoral.

“Este es el gran error de los gobernantes locales y regionales, que han venido haciendo desde hace mucho tiempo, de ahí que la administración de las ciudades deje mucho que desear, que no cubre las expectativas de la ciudadanía”, refirío.

Además, recomienda que cada gerente debe convertirse en un gestor público moderno, que reformule las estructuras del trabajo, estableciendo una interacción horizontal, para brindar servicios de calidad. También se requiere mayor descentralización de los recursos, pues el centralismo causa lentitud y falta de reacción rápida para atender las necesidades de la población, añadió.

También sugiere que no se soslaye a las nuevas generaciones de profesionales. Hay muchos en las mismas comunas que están realizando labores no afines a su perfil, y no se aprovecha su capacidad y las ganas que tienen de aportar al desarrollo.