Vínculo comprobado: Arturo Fernández hacía gestiones con exgobernador regional de Áncash que es cercano a su hermano prófugo

0
642

Según el Registro de visitas y Gestión de Intereses del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), el alcalde de Trujillo, Arturo Fernández Bazán, y el exgobernador regional de Áncash, Henry Borja Cruzado, ingresaron juntos a una reunión con la presidenta ejecutiva del OSCE, Ada Rosa Basulto Liewald, el pasado 3 de marzo.

Esta reunión se llevó a cabo en la sede central de la Presidencia Ejecutiva del OSCE, donde Fernández Bazán ingresó a las 10:25 a.m. y salió a las 11:18 a.m.; precisamente el exgobernador ancashino también registra el mismo horario de ingreso y salida de la entidad.

Tras esta reunión, exactamente 8 días después, Basulto Liewald y Fernández Bazán suscribieron en la MPT un acuerdo de intención para viabilizar las obras en la ciudad de Trujillo. Es importante precisar que, Ada Basulto se desempeñó como funcionaria en el gobierno regional de Áncash, durante la gestión de Henry Borjas.

Como se sabe, hace unos años, en la jurisdicción de Áncash se descubrió un centro de operaciones para realizar diferentes acciones que finalmente terminaron con procesos penales y encarcelamiento.

Borja Cruzado es una persona cercana al entorno de Valentín Fernández, ambos eran socios políticos y formaron parte del movimiento regional “Vale Ancash”, fundado por el hermano del alcalde Arturo Fernández.

Cabe señalar que, en los últimos meses, varios de exfuncionarios de la región Áncash han llegado a laborar en la Municipalidad Provincial de Trujillo, a pesar de tener una serie de denuncias y no cumplir, en varios casos, con los requisitos mínimos del cargo.

Entre ellos destaca el exgerente municipal, Manuel García Moray, quién fue funcionario de confianza de Borja Cruzado, y además trabajó como gerente regional de Administración del Gobierno Regional de Áncash hasta el 03 de enero del presente año, y ha sido denunciado en 13 ocasiones en diferentes sedes regionales del Ministerio Público.

Asimismo, el ex gerente de obras, Larry Lezama Ángulo, que trabajó como exdirector de Transportes en Áncash y además ha sido vinculado con Juan Silva, el prófugo exministro de Transportes del gobierno de Pedro Castillo.

También resalta Silvana Acuña Zanini, quien se desempeñaba como secretaria general del municipio y anteriormente fue trabajadora del Gobierno Regional de Áncash. De igual manera, el exsubgerente de Abastecimiento de la MPT, Eduardo Jesús Vicencio Pineda, quien es investigado por la Fiscalía Anticorrupción en Áncash por el delito de colusión simple.

Además, el ex Jefe de la Unidad Formuladora del Gobierno Regional de Áncash, Carlos Merino Ramírez, trabajó como exgerente de Administración y Finanzas de la MPT, a pesar de estar inhabilitado para ejercer funciones en el Estado.