Empresario que invadió 3 hectáreas de Chavimochic perdió juicio con el GRLL y debe devolver el predio

0
673

El prospero empresario Stevenson Díaz Obando, propietario de un grupo de empresas vinculadas a los procesos de obtención de licencias de conducir en la región La Libertad, tendrá que devolver, por mandato judicial, tres hectáreas de tierras del Proyecto Especial Chavimochic (PECH), las cuales ocupó de manera ilegal el 26 de enero del 2017. Aquella fecha, la Sub Gerencia de Tierras del PECH dio cuenta de la invasión de su propiedad por parte del señalado hombre de negocios, quien mandó a construir una base de concreto e instalar columnas en forma lineal, en paralelo a la carretera Panamericana Norte, a la altura del kilómetro 589, dentro del Sector VI-A y en el área Río Seco 2, zona contigua al asentamiento humano Huerto La Florida, en el centro poblado El Milagro.

En la Corte Superior de Justicia de La Libertad las pretensiones invasoras de Díaz Obando han sido rechazadas, a través del Quinto Juzgado Especializado en lo Civil de Trujillo se declaró infundada la demanda de Prescripción Adquisitiva de Dominio que planteó sobre el predio, en septiembre del 2016.

Tras ello, el Gobierno Regional de La Libertad (GRLL) autorizó a la Procuraduría Pública Regional a iniciar acciones legales para recuperar el terreno de tres hectáreas que fue sustraído. Esto se concretó con la demanda de Reivindicación y Accesión que se presentó contra Stevenson Díaz Obando y fue el Quinto Juzgado Especializado en lo Civil de Trujillo, a cargo del juez Felipe Pérez Cedamanos, que en la sentencia del pasado 11 de mayo de 2021 declaró fundada la demanda interpuesta por el procurador regional, Pedro Armas, en consecuencia declaró propietario del terreno y de todo lo construido al Proyecto Especial Chavimochic y al GRLL. Además, se ordena al demandado desocupar y entregar el inmueble en un plazo de 6 días, bajo apercibimiento de ser desalojado por la fuerza.

Es importante acotar, que Stevenson Díaz tiene a pocos kilometros de distancia del terreno invadido, un circuito de exámenes de manejo llamado «Piloto Móvil». Un dato no menor, es que el circuito de exámenes de manejo está relacionado a las empresas Escuela de Conductores Gran Piloto, Servicios Médicos Móvil Medic EIRL y Escuela de Manejo Stevenson Díaz, todos formando un conglomerado empresarial.

Retomando el tema judicial, el fallo del Quinto Juzgado Especializado en lo Civil de Trujillo fue ratificado en todos sus extremos por la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, integrada por los jueces titulares Augusto Ruidías Farfán, Rolando Acosta Sánchez y Carlos Anticona Luján. El fallo emitido el 29 de octubre de 2021, también es contundente. El invasor debe devolver el predio.

«El empresario se aferró hasta el último, pero le ganamos. Solo nos queda ejecutar y recuperar ese terreno con todo lo construido. Nuestra función es velar y defender los intereses de la región», señaló el procurador público del GRLL, Pedro Armas, al ser consultado sobre este caso.

Armas Plasencia sostuvo que los invasores de las tierras del Estado constituyen mafias que acuden al Poder Judicial, para que, como parte de sus argucias legales, presenten demandas de Prescripciones Adquisitivas de Dominio y esto impide que puedan recuperar los predios de manera extrajudicial.

«Nosotros (GRLL) tenemos 100 procesos en los que estamos en calidad de demandados, porque las personas que están en posesión de nuestros terrenos acuden al Poder Judicial para solicitar una prescripción adquisitiva de dominio. Es una argucia, compran la posesión a mafias de traficantes, pero no pueden demostrar la propiedad del predio, eso es lo que está ocurriendo», señaló.

Este medio se comunicó con Stevenson Díaz Obando, quien a través de la línea telefónica señaló brevemente que de este tema se ocupaba su abogado. «Ese terreno lo tengo hace muchos años yo, realizamos el cierre de todo eso e hicimos la prescripción adquisitva de dominio, pero más allá de esos detalles los da el abogado», señaló. Es preciso aclarar que, la prescripción adquisitiva que menciona el entrevistado fue declarada infundad, al mencionarle esto, sostuvo nuevamente: «es el abogado el que conoce todos esos temas».

Para suspender temporalmente la ejecución del fallo judicial, la defensa del empresario ha presentado un recurso de queja sobre las sentencias en su contra, con ello ha logrado mantenerse en la posesión del predio hasta la fecha.

«La queja es un recurso que podría afectar la forma, pero no el fondo de la sentencia, la cual ya está resuelta», señaló el procurador público del Gobierno Regional de La Libertad, quien afirma que todo ya está decidido en este caso.