Contraloría: gestión de Julio Correa en la mira por contaminación de alimentos del vaso de leche

0
739

La Contraloría General de la República, mediante Informe de Visita de Control N° 11401-2023-CG/GRLIB-SVC, detalla que de la revisión realizada al “Abastecimiento del Programa del Vaso de Leche en la Municipalidad Provincial de Chepén”, se ha detectado situaciones adversas que afectarían la continuidad del proceso como también a los beneficiarios.

El informe precisa que el pasado 23 de diciembre del 2022, la exgestión de María del Carmen Cuba Cáceres, suscribió el contrato “Adquisición de suministros alimenticios para atender el Programa del Vaso de Leche para el periodo fiscal 2023”, con la empresa Molinera Blanquita S.A.C., para la compra de “Hojuelas precocidas de quinua, avena, kiwicha fortificada con vitaminas y minerales”. Es así que, siete días después la comuna recibe los alimentos adquiridos y el subgerente de Programas Alimentarios brindó la conformidad de los alimentos con informe N° 008-2023-SGPA-MPCH de 19 de enero de 2023.

Ahora bien, el pasado 30 de enero la comuna recibió la segunda entrega de alimentos; el encargado del almacén brindó la conformidad al producto y el subgerente del referido programa hizo lo propio mediante informe N° 038-2023-SGPA-MPCH de 2 de febrero de 2023.

Asimismo, mediante acta de recepción de adquisición de alimentos en el almacén de programas alimentarios del Programa del Vaso de Leche, correspondiente al mes de marzo de 2023, la Municipalidad Provincial de Chepén el pasado 28 de febrero de marzo de 2023, recibió otro lote de alimentos y tanto el encargado del almacén y el subgerente de este programa dieron la conformidad de los alimentos.

La Contraloría señala que en marzo la comuna provincial recién inició con el reparto de alimentos a los beneficiarios del Vaso de Leche del primer y segundo, de acuerdo a la política de inventario. Con fecha 14 de marzo del año en curso, el personal responsable del reparto recibe una llamada de la presidenta de un comité beneficiario indicando que algunas bolsas de hojuelas estaban picadas y solicitaba el cambio del producto. Este hecho fue comunicado verbalmente al subgerente y al responsable del almacén de programas alimentarios, en ese sentido, se ordena que al día siguiente se entregue productos del tercer lote.

Tras este hecho, se visitó el almacén de Programas Alimentarios de la Municipalidad Provincial de Chepén y se constató que el producto alimentario presentaba larvas y que las bolsas contenían aire (como se muestra en la siguiente imagen). Estos hechos fueron comunicados a las autoridades correspondientes, con el objetivo que se tomen la acción de ley.

En ese sentido, la Contraloría concluye que de las tres entregas de alimentos que datan desde diciembre de 2022, así como enero y febrero de 2023, que contaba con la conformidad correspondiente fue distribuida recién el pasado 8 de marzo del año en curso de forma injustificada a los Comités del Programa del Vaso de Leche, resultando contaminado en poder de la comuna edil.

Lo descrito habría generado desabastecimiento del Programa del Vaso de Leche, así como la distribución de alimento apto para el consumo humano, de enero a mayo de 2023, esto afectaría el correcto funcionamiento del programa y el estado nutricional de los beneficiarios.

La Contraloría también advierte que no se ha encontrado la totalidad del producto entregado por el proveedor (Molinera Blanquita S.A.C.), sin que se haya sustentado su ubicación, lo que podría afectar los principios de eficacia y eficiencia, así como de integridad que debe regir toda contratación pública.

En el informe detalla que la municipalidad no envío información a la Contraloría relacionada con el gasto y ración del Programa del Vaso de Leche, afectado el ejercicio de control y la transparencia que debe regir en el citado programa.

Es se señalar, que la Municipalidad Provincial de Chepén a cargo del alcalde Julio Correa Chávez, mediante Resolución de Gerencia Municipal N°040-2023-MPCH de 18 de abril de 2023, se resolvió el contrato con el mencionado proveedor, por el incumplimiento de obligaciones contractuales, puesto que se argumenta que no se cumple con al condiciones de vida útil del producto, el cual mínimo es de 6 meses contados desde la entrega en el almacén del municipio.