Paolo Guerrero no obtuvo un resultado positivo tras reunirse con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien dijo que su organización respeta la decisión del TAS.  

«Infantino expresó su profunda comprensión ante la decepción por no poder ser parte del equipo peruano que disputará el Mundial, pero dejó en claro que la sanción ha sido impuesta por el TAS», señala una agencia de noticias internacional.

La reunión tuvo como objetivo explicar al máximo representante de la FIFA los detalles del caso y que pueda aportar soluciones, pero no fue de esa manera. Por ahora, Guerrero sigue con su sanción de 14 meses lejos de las canchas.

La única esperanza es la medida cautelar que impondrá su defensa ante el Tribunal Federal Suizo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here