El Ministerio de Relaciones Exteriores entregó al Departamento de Estado de los Estados Unidos la solicitud de extradición del expresidente Alejandro Toledo, quien se encuentra en dicho país, pese a que tiene una orden de 18 meses de prisión preventiva.

El pedido fue hecho por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, por el presunto delito de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos.

Según el documento de extradición, Toledo solicitó a Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht, 35 millones de dólares, de los cuales recibió 20, para que la empresa brasileña gane la licitación de los tramos II y II del corredor vías Interoceánica Perú – Brasil.

Por su parte, la defensa legal de Toledo, interpuso un habeas corpus, al considerar que existe una amenaza a la libertad individual del expresidente.

«El Poder Ejecutivo vulneró el irrestricto derecho de defensa, convalidó la arbitraria prisión preventiva, aceptó la versión contradictoria obtenida bajo coacción y avaló testimonio de aspirante a colaborador eficaz no corroborado», señala en su pronunciamiento.

La defensa asegura que no se puede vulnerar la libertad de Toledo, por lo que dicen dos aspirantes a colaboradores eficaces, cuyas versiones no han sido contrastadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here