El fiscal supremo adjunto, Sandro Paredes, fue suspendido por el Poder Judicial por el periodo de dos años debido a la investigación que se le impugna por su presunta vinculación con Los malditos de Angamos, organización criminal que operaria en la jurisdicción del Callao. De esta forma, el fiscal supremo adjunto ya no podrá participar en la casación de Keiko Fujimori si se ausenta el fiscal titular Víctor Rodríguez Monteza.

El juez a cargo de la audiencia, Hugo Núñez Julca, dispuso que afronte este proceso bajo mandato de comparecencia con restricciones y pague una caución o garantía de 25,000 para mantenerse con esta medida judicial. Asimismo, ordenó un mandato de comparecencia con reglas de conducta contra el gobernador regional del Callao, Dante Mandriotti Castro, y le fijó el pago de una caución de 50,000 soles al haber sido comprendido dentro de esta investigación preparatoria 

Al finalizar de la audiencia, la defensa legal de Sandro Paredes apeló a la decisión judicial mientras que la Dante Mandriotti y del representante de la Fiscalía para casos de Corrupción de Funcionarios expresaron su conformidad con lo resuelto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here