La Contraloría General de la República afirmó mediante actas que la Municipalidad de La Esperanza, no tiene ninguna observación en el proceso de adquisición, almacén, empaque y distribución de víveres de la canasta básica familiar, organizadas con el dinero enviado por el Gobierno Central para las familias de escasos recursos que vienen padeciendo por la emergencia ante el COVID-19.

“Como Municipalidad hemos iniciado el reparto de víveres desde el día 3 de abril, siendo la primera Institución en hacerlo, con total transparencia durante todo el proceso, y eso lo han resaltado los representantes de la Contraloría durante su visita de fiscalización. Hemos comprado los productos al por mayor para poder llegar a más familias», afirmó el alcalde esperancino Martín Namay, que viene supervisando este trabajo desde el primer día de iniciado.

Sobre la canasta entregada a la población, Namay Valderrama detalló su contenido: «consiste en 12 kilos de arroz, 4 kilos de azúcar rubia, 3 tarros de leche gloria, 5 latas de atún, 2 kilos de lenteja, 2 paquetes de fideo tallarín, 5 fideos cortado, 1 Lt. de aceite, 1 kilo de avena y un paquete de sal, todo ello hace un promedio de 79.22 soles, con esas canastas vamos a llegar a 6,312 beneficiados», afirmó el burgomaestre añadiendo que se está peinando todos los sectores, sin padrón alguno para evitar especulaciones.

Por otro lado, el Alcalde esperancino, manifestó que se han establecidos algunos lineamientos de entrega, “Se les está llevando productos a las personas que no han recibido el bono, que no cuentan con pensión 65, que no tienen un sueldo o están en planillas, además de las personas que viven del día a día, y lo más importante es que la misma contraloría ha felicitado el trabajo ordenado y planificado, pese al poco tiempo, que venimos haciendo en favor de los más necesitados, cumpliendo con todo lo dispuesto por la Contraloría ”

Como se recuerda a la MDE se le asignó por parte del gobierno central un presupuesto de quinientos mil nuevos soles, monto que refirió, Namay, sería insuficiente, para llegar a una población que borde doscientos mil habitantes, según el último censo del 40% de esa población vive en extrema pobreza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here