Serie Investigativa: Inmunotransparencia policial

Macronorte accedió a documentos exclusivos que demostrarían que miles de mascarillas compradas por la gestión del Gral. Lucas Núñez, jefe de la III Macro Región Policial La Libertad – Áncash (MACREPOL LL – A) no eran aptas para el uso del personal policial.

Esta aparente negligencia fue descubierta por el comando de la XII Macro Región Policial de Áncash, institución que tras solicitar la evaluación y categorización de un lote de 4 140 mascarillas, devolvió estos implementos a la Unidad Ejecutora 005 – Trujillo, órgano encargado de las compras en la MACREPOL LL – A.

El pasado 13 de abril, el Comandante PNP Jesús Deza Pereyra, jefe de la Oficina de Administración de la Unidad Ejecutora de la XII MACREPOL ÁNCASH recibió del suboficial de segunda, Jhordan Mendez Rodríguez, encargadado del almacén central de la Unidad Ejecutora 005 – Trujillo, un lote de 4140 mascarillas descartables para el personal policial de esa región. Dos días después de recepcionado el producto, el comandante Deza cursó un oficio a la Dirección Regional de Salud de Áncash (DIRES) solicitando que se realice la evaluación y categorización de las mascarillas compradas por la gestión del Gral. PNP Lucas Núñez, quien tiene el mando operativo y ejecutor de la Policía Nacional del Perú en las dos regiones del norte del país.

Las muestras de mascarillas descartables fueron enviadas por la policía a la Dirección de Medicamentos, Insumos y Drogas de la DIRES de Áncash para la evaluación de bioseguridad.

El Informe N° 036-2020-Región Áncash-DIRES-A-DESI/DMID, de fecha 17 de abril de 2020, establece que los implementos médicos adquiridos por la Unidad Ejecutora 005 – Trujillo, adscrita a la Macro Región Policial La Libertad, y enviados para ser repartidos entre el personal policial de Áncash; no presentaban número de lote, procedencia, fabricación, nombre de laboratorio, ruc del fabricante y fecha de elaboración.

Concluye el especialista que las mascarillas evaluadas no son recomendables para el personal policial que viene prestando servicio en las calles, ya que estas mascarillas son para uso comunitario, por lo que los agentes estarían expuestos a ser infectados con el Covid-19.

Al ser consultado por este caso, el Gral. Lucas Núñez confirmó la información y señaló que la XII Macro Región Policial de Áncash devolvió las mascarillas reutilizables a Trujillo.

«Inicialmente la Macro Región Policial compró mascarillas N95, cuyo costo estaba muy elevado en el mercado. Luego se compraron unas mascarillas descartables, pero como quiera que no se podía sostener en el tiempo la compra de estas mascarillas, se optó por mandar a fabricar y comprar unas mascarillas de tela, las mismas que también fueron solicitadas por la región Áncash. Ellos nos hacen conocer que la DIRESA de Áncash le dice que sí cumple con las características del Minsa, pero no sería compatible para el uso del personal policial. Sin embargo, nosotros tenemos documentos de la Dirección Regional de Salud de La Libertad que nos dice que el personal si puede usar estas mascarillas», señaló el jefe policial.

Es necesario que las mascarillas observadas y devueltas por la PNP en Áncash, sí fueron repartidas a los policías que patrullan las calles en la región La Libertad.

«Aquí sí, porque tenemos los documentos propios de La Libertad (Geresa), que dicen que si puede ser usada. Porque el Minsa cuando emite sus características técnicas no dice estás mascarillas van a ser usadas por los bomberos, o por los carpinteros, o por los policías. La única excepción que nos dice la norma, es que estas mascarillas no pueden ser usadas por personal de salud», señaló, olvidando tal vez que el personal policial en muchos tiene contacto directo con personas infectadas con Covid-19, por lo que su protección debe tener estándares de bioseguridad elevados.

Las 4 140 mascarillas observadas en Áncash, forman parte de un lote de 8 900 mascarillas reutilizables, por las que la Unidad Ejecutora – 005 III DIRTEPOL-Trujillo compró por un valor de 150,410 soles. El proveedor que ganó la contratación directa fue K & C Trading Group SAC, la empresa tiene como domicilio el Callao.

A parte de las mascarillas para el personal de Áncash, la empresa que tiene como gerente general a Elena Puente Oliver, se adjudicó otro proceso de contratación directa con la III MACREPOL LL – A, para vender un lote de las mismas mascarillas reutilizables, pero esta vez para el personal de la Macro Región Policial La Libertad, por un valor de 174 440. Estas son las que sí tuvieron luz verde para ser repartidas a los agentes liberteños. En un tercer proceso de compra directa se adjudicó el derecho de venta de jabón, lejía y alcohol por 232 136 soles. Los tres procesos se realizaron entre el 7 y 17 de abril.

Macronorte ha informado en otros reportajes que esta empresa es un proveedor «todo terreno» y exclusivo de la Policía Nacional del Perú. K & C Trading Group SAC, cuyo domicilio está en el Callao, ha proveído porta historias clínicas a la Dirección de Sanidad de la Policía, ranchos fríos para el personal policial de la X Región Policial del Cusco y tensiometros para la Posta Policial de Salud de Sullana. Además, ha realizado el mantenimiento de las oficinas de la Dirección de Economía y Finanzas, ha vendido mobiliario asistencial al Hospital Policial Luis N. Saenz, bloqueador solar para la policía en Arequipa y en esa región policial también ha alquilado camionetas 4X4 para el traslado del personal. Desde octubre del 2014 a la fecha esta empresa ha contratado de forma exclusiva con la institución castrense en, al menos, otros 30 procesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here