A través de una carta notarial enviada a este medio de comunicación, el Gral PNP (R) César Gentille deslindó de toda responsabilidad e injerencia en los más de 50 contratos que ganó la proveedora Vanessa Pretel León de Lamadrid, durante los años 2014 y 2015, época en la que el ahora Director de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior estaba al mando de la III Macro Región Policial La Libertad – Áncash.

«Debo señalar que mis actuaciones  siempre estuvieron  bajo la fiscalización de los órganos de control (Contraloría y OCI) y de la Inspectoría de la Policía, en tanto, ellos   son   los  únicos   órganos  facultados   para   determinar   si   existieron   faltas administrativas  en el desempeño de mi cargo. A su vez afirmo enfáticamente, que en el marco de las contrataciones que realizó la U.E. Nº 0005 DIRTEPOL Trujillo, no me he visto sujeto a alguna investigación o juicio penal, en tanto, como ya he recalcado, no he cometido ningún acto ilícito. En consecuencia, puedo reafirmar esto, dado que, adicionalmente  a lo expuesto, mis actuaciones siempre estuvieron  sujetas, no solo a fiscalización  inmediata, sino también  a una fiscalización posterior, dejando muy  en  claro,  que no  he sido  objeto  de  sanción  alguna  por parte  de mi institución, y teniendo por resultado, que todos mis actos queden como cosas decididas, dado que nunca tuvieron observaciones u objetaciones algunas, por ser congruentes con las leyes vigentes. Lo cual me permite afirmar que nunca estuve relacionado a los hechos descritos en su publicación», señala el documento enviado a nuestra redacción, por intermedio del Notario Publico Miguel Pajares Alva.

«Es preciso enfatizar  además que,  mi  labor  como  Jefe  de  la  Región Policial, nunca  estuvo  vinculada directamente  a la selección de proveedores, toda vez que para tal función se designa un Comité Especial de Selección y existe un Órgano Encargado de las Contrataciones, del cual nunca he formado parte,   el mismo   que  se encarga  de  la  evaluación,  y adjudicación  de  las contrataciones  de la Policía Nacional como en cualquier institución pública, concluyendo obviamente, en que para tales actos no he tenido relación alguna, siendo que el Comité actúa con total independencia, conforme ya lo señala la normativa de Contrataciones del Estado», agregó el ex jefe policial.

Gentille no fue acusado por este medio de haber promovido, direccionado, concertado o favorecido a la empresaria que investigamos para nuestro informe periodístico. Si acotamos que durante su gestión la empresaria ganó 56 contratos con la III Macro Región Policial La Libertad – Áncash, todos para el mantenimiento preventivo de dependencias policiales. Debería ser la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de La Libertad, la que determine si estos procesos se ajustaron a ley, ya que la persistencia para contratar con un único proveedor tantas veces resulta sospechosa.

Hipersensibilidad de un funcionario público

Gentille Vargas exige en su carta notarial, el retiro inmediato del informe periodístico denominado «Esposa de otro oficial ganó 56 contratos con la PNP de Trujillo», por tener la percepción de que está siendo difamado.

A esto, le respondemos que retirar de nuestra página web y de las redes sociales esta información, evitaría que la opinión pública conozca detalles relacionados a los procesos de contratación ejecutados por la PNP en los últimos años y que fueron comprobados revisando el portal electrónico del Órganismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE). Es necesario recalcar que en el contexto nacional, las compras realizadas por diversos organismos policiales están siendo revisadas y en el Congreso se ha formado una Comisión Especial para investigar las compras de la PNP, en el marco de la emergencia por Covid-19. Algunos legisladores sugieren que la fiscalización se extienda a las compras realizadas en los últimos 5 o 10 años. Por eso, consideramos que la información difundida es relevante y no podemos acceder a esta solicitud.

Aclaramos que en nuestro informe no colocamos al Gral. PNP (R) César Gentille, como el líder de una organización criminal que favoreció a una determinada empresa o empresaria, eso no estamos en condiciones de comprobar y no lo mencionamos ni explicita ni tácitamente. El general en situación de retiro, apenas es mencionado en dos ocasiones en nuestra publicación. La primera para contextualizar que los más de 50 contratos, un éxito comercialmente hablando, que se adjudicaron a Vanessa Pretel León tienen como fechas el 2014 y 2015, cuando Gentille era el jefe de la Macro Región Policial de La Libertad – Áncash. Es más, se menciona que por aquella época Daniel Urresti era el ministro del Interior y fue él quien lo ratificó en el cargo. ¿Debemos esperar la carta notarial de Daniel Urresti?

Está precisado en nuestro articulo que la protagonista de la noticia era la proveedora que logró obtener 56 contratos con la región policial, se viene investigando si ganó estos procesos de manera regular o irregular. Por eso, en la noticia solo resaltamos el número de adjudicaciones que logró la empresaria y su historial de contrataciones con la PNP y sus vínculos familiares con un oficial de la PNP, que recién fue pasado al retiro en diciembre del 2017.

¿Incomprensión lectora?

«Usted me atribuye el hecho de haber favorecido a Vanessa Jacqueline Pretel León de Lamadrid, pues según sus afirmaciones, gracias a mi gestión dicha persona se convirtió en: «proveedora exclusiva de la Policía Nacional del Perú (PNP)» en los años 2014 y 2015″, replica Gentille Vargas por conducto notarial. Esto resulta falso, en la nota no se acusa al general en retiro de haber favorecido de alguna forma a la proveedora.

Aplicando de manera correcta la comprensión lectora a nuestro texto y respetando la estructura del mismo, se puede corroborar que hemos puesto en contexto que durante los años 2014 y 2015, época del boom comercial de esta empresaria, el jefe policial de la Macro Región Policial La Llibertad – Áncash era el mencionado exoficial. Resulta falso también, que se haya señalado en la nota que gracias a la gestión de Gentille, Vanessa Pretel se convirtió en proveedora exclusiva de la PNP. Este medio de comunicación estableció en el reporte, que la empresaria empezó a contratar exclusivamente con la policía en el año 2013, ese año brindó servicios a la II Región Policial de Chiclayo y también ha contratado con Piura. Caeríamos en imprecisiones, si no estableciéramos quien estuvo al frente de la PNP en los años que ganó más contratos la proveedora.

«Continua afirmando que: «Durante aquella época, esta mujer encontró su mina de oro en Trujillo y contrató 56 veces con la Macro Región Policial La Ubertad – Áncash, a través de la Unidad Ejecutora 005 – Dirtepol Trulillo», ratificando lo antes dicho al sostener que el apogeo comercial de esta empresaria se produjo durante el mando del Gral. César Gentile», sigue acusando el exoficial. Esta afirmación distorsiona nuestra nota. El párrafo señalado es anterior a la contextualización de la jefatura de César Gentille, durante el despegue comercial de la proveedora investigada. Según OSCE la empresaria ha ganado en total 61 contratos con la Estado, todos a través de la PNP, 56 fueron en La Libertad, 4 en Lambayeque y 1 en Piura. ¿En qué Región Policial le fue mejor?, ¿Qué ciudad fue su mina de oro? o ¿Contratando con qué institución despegó comercialmente esta empresaria?. Podríamos haber elegido cualquier otra frase, pero apuntamos que «encontró su mina de oro en Trujillo». Teniendo en cuenta que el suscrito se tomó la molestia de comunicarse notarialmente con nosotros, accederemos a modificar ese frase para evitar herir su sensibilidad.

«Luego a manera de conclusión culminar aduciendo que: «Empresas fundadas por familiares directos y personas cercanas a altos oficiales de esta institución castrense, han venido monopolizando las contrataciones y se han convertido en proveedores exclusivos y «todo terreno» de la policía»; lo cual evidencia claramente la vinculación enfática que trata de hacer, respecto de mi gestión con supuestos actos de favorecimiento y corrupción hacia la señora Vanessa Pretel», precisión errónea realizada por el exjefe de la Macro Región Policial La Libertad. Nuevamente reiteramos que la nota no vincula por ahora al Gral. PNP (R) César Gentille a casos de corrupción. Sobre la existencia de empresas fundadas por familiares directos y personas cercanas a altos oficiales de la PNP, que son proveedores exclusivos y «todo terreno» de la policía, las últimas investigaciones periodísticas y fiscales así lo demuestran. Sin embargo, consideramos que las contrataciones en su gestión deben ser revisadas por la Comisión del Congreso, al menos de casos emblemáticos como el que hemos descubierto.

A Gentille podríamos recomendarle sintonizar los noticieros o leernos más seguido, para percatarse que la institución que integró por varios años, está corroída por la corrupción y merece una limpieza moral urgente. Poner trabas a las investigaciones periodísticas, podría favorecer a personajes oscuros que han manejado y manejan irregularmente las licitaciones en la PNP. ¿De qué lado está?.

Carta Notarial de César Gen… by Andres Vargas Chávez on Scribd

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here