El Informe de Orientación de Oficio N° 20413-2021-CG/SEDEN-SOO, documento publicado por la Contraloría General de la República el pasado 12 de noviembre de 2021 y que evalúa la adquisición municipal de productos para las ollas comunes del distrito de La Esperanza con dinero donado por la Embajada de Taiwán, resulta ser demoledor y pone bajo serios cuestionamientos a la gestión de Martín Namay, en la alcaldía de la Municipalidad Distrital de La Esperanza.

El organismo fiscalizador ha señalado que el mencionado municipio distrital «adquirió arroz con gorgojos, además de no presentar rotulado de procedencia, ingredientes, nombre del fabricante, registro sanitario, entre otros», lo cual viola «las normativas de DIGESA y SENASA, generando el riesgo de afectación a la salud de la población vulnerable beneficiaria».

Las pesquisas han permitido establecer que los 90 sacos de arroz de la marca «Lampos» y 30 de lenteja serranita fueron adquiridos a la proveedora Virginia Maricielo Paredes Pollongo. En el caso de los sacos de arroz se detectó que 2 ollas comunes fueron las que recibieron en total 7 sacos con presencia de insectos. «En tal sentido, al haberse advertido presencia de insectos (gorgojos) dentro de 7 sacos y que estos pertenecen a un mismo lote de producción (Producto de la marca Lampos elaborado por el molino Induamérica con número de lote CR051, fecha de producción julio 2021 y fecha de vencimiento marzo 2022), se presume que todo el lote de arroz entregado por la Municipalidad Distrital de La Esperanza a las ollas comunes (90 sacos) serían no inocuos», reza el documento de la Contraloría.

La verificación de la calidad de los productos se realizó en presencia de la gerente de Desarrollo Social de la comuna y tras realizarse los hallazgos de los gorgojos en el arroz, la Municipalidad de La Esperanza tendría que haber paralizado la entrega del producto y comunicar a la Gerencia Regional de Salud de La Libertad y Senasa, para que determinen si son o no aptos para el consumo humano.

Sin embargo, el alcalde de La Esperanza ha confirmado a diferentes medios que el arroz ha sido repartido en su totalidad y ya ha sido consumido por los beneficiarios de las ollas comunes.

Más de allá de esto y tal como lo ha señalado el congresista Juan Burgos, las ollas comunes de La Esperanza recibieron «arroz de descarte». Así lo ha confirmó la gerencia de Molino Induamérica, nombre comercial de la empresa Industria Arrocera de América SAC, que produce el arroz de marca «Lampos». A través de una carta de fecha 26 de octubre de 2021, sus representantes informaron a la Contraloría que el producto que recibió la Municipalidad Distrital de La Esperanza corresponde a un subproducto del arroz, «por tanto, se trataría de un producto que no contempla los requisitos de calidad establecidos para la denominación arroz». En cuanto a las lentejas se corroboró que los sacos no tenían ninguna información del productor, permiso fitosanitario de importación y otros.

Empresa comercializadora del arroz marca Lampos ha aclarado que este es un subproducto del arroz.

«Yo solicité a la Contraloría que haga un control posterior en este tema para que se demuestre que las cosas se han hecho bien, si ha habido algún error en algún funcionario a nivel administrativo se tendrá que sancionar», refirió la mañana de este viernes la autoridad edil, desconociendo que los resultados de la auditoría ya habían sido condensados en el Informe de Orientación de Oficio N° 20413-2021-CG/SEDEN-SOO.

El alcalde Martín Namay ha sostenido que se quiere armar un gran escándalo de un pequeño accidente, esto en referencia al anuncio del congresista Juan Burgos de llevar el caso ante la Comisión de Fiscalización del Congreso.

«Si nos tienen que citar y tenemos que compartir la información lo haremos, pero nos parece una exageración por parte del congresista», puntualizó.

Sobre la proveedora, la Contraloría ha corroborado que la dirección que consignó como sucursal de su negocio ante SUNAT, urbanización Palermo – Calle Manuel Ascencio Segura 262, es ocupada por otra empresa, en el local descartaron todo vínculo con Virginia Maricielo Paredes Pollongo y la Municipalidad Distrital de La Esperanza. En otro inmueble de la avenida Argentina, en el Asentamiento Humano Fraternidad de La Esperanza, consignado como domicilio fiscal por la proveedora, se comprobó que no existía ningún almacén de productos de venta al público, sino más bien que la vivienda era la «casa habitación» de Paredes Pollongo.

Virginia Paredes ha confirmado a la Contraloría que tiene la condición de «tercerizadora» y no cuenta con los documentos sanitarios requeridos para cumplir con las normativas sanitarias. Además, señaló que el local consignado como su domicilio legal es su vivienda y que no cuenta con almacén, debido a que trabaja «de la mano» de otros proveedores.

Otro dato relevante del citado informe de orientación de oficio es que los productos fueron entregados a la Municipalidad Distrital de La Esperanza en una camioneta de placa T5T-396, que según la SUNARP le pertenece a Nancy Vanessa Rubio Guerra, otra proveedora recurrente de la gestión de Martín Namay.

Macronorte ha verificado en los archivos del Órgano Supervisor de las Contrataciones del Estado (SEACE), que Rubio Guerra es proveedora activa y frecuente de la Municipalidad Distrital de La Esperanza. La empresaria registra ventas menores de mascarillas, alcohol, golosinas, botas impermeables, alimentos, arreglos flores, materiales de escritorio y otra gran variedad de productos.

Volviendo a la calidad de los productos adquiridos por la Municipalidad Distrital de La Esperanza, se ha establecido que el requerimiento del área usuaria, es decir la Gerencia de Desarrollo Social y Promoción de la Familia, no contempló los requisitos establecidos por Digesa y Senasa, así como las fichas técnicas aprobadas por Perú Compras que establecen 4 tipos de arroz para la atención de los programas sociales: Arroz pilado popular, arroz pilado corriente, arroz pilado superior y arroz pilado extra.

Lo que pidió el área usuario en su requerimiento fue: 90 sacos de arroz despuntado de 49 kilos, 53 bolsas de fideo cortado de 5 kilos – (Bolsa x 20 unidades) y 30 sacos de lenteja serrana (saco x 45 kilos). Con esto dejó la puerta para que se pueda adquirir arroz de cualquier tipo, incluso arroz de descarte.

Cabe resaltar que cualquiera de las 4 fichas técnicas del Perú Compras señalan que el producto debe ser inocuo y «exento de insectos vivos, muertos o en cualquiera de sus estados fisiológicos».

Resultan graves también los indicios de que se habrían presentado cotizaciones falsas y adulteradas en el estudio de mercado que sirvió para llevar adelante el proceso de adquisición de los productos para las ollas comunes de La Esperanza. En el expediente de contratación se descubrió que la cotización del proveedor Luis David Vergara Príncipe lleva una firma que difiere notoriamente de la registrada ante RENIEC, además se confirmó que su giro comercial principal era la venta de productos farmacéuticos y médicos y los giros secundarios venta de productos nuevos en comercios especializados y actividades de consultoría de gestión, giros que difieren de la naturaleza de la convocatoria. El mismo proveedor informó a la Contraloría que «nunca ha visto ni realizado el documento de la referencia (cotización del 8 de octubre de 2021), ni ha tenido trato con la Municipalidad de La Esperanza».

Luis Carbajal Cenas, propietario de la empresa Tiendas DEL S.A.C., cuya cotización también está en el expediente de contratación sostuvo que ese documento ha sido adulterado, ya que no se parece al que envió al municipio esperancino.

2021 11 12 Inf 20413 2021 CG SEDEN SOO MD La_Esperanza La_Libertad Compras Alimentos 8UIT [F][F] (1) by Andres Vargas Chávez on Scribd

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here