Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez,  anunció que gran parte de las comunidades campesinas de la provincia de Chumbivilcas, de la región Cusco, decidieron dar una tregua y levantaron sus manifestaciones hasta el 30 de diciembre contra la empresa minera que opera el proyecto Las Bambas.

Además, precisó que una comisión del Ejecutivo acudirá hasta Chumbivilcas para continuar con la mesa de diálogo abierto y sin condicionamientos a fin de avanzar en la solución de los problemas de la población.

“No se lograba llegar a algún acuerdo y esto ha ido escalando. Entendemos que algunas comunidades están aún en consulta, pero saludamos que al menos ocho manifiesten su deseo de levantar la medida. Tienen reclamos justos y están cediendo mostrando su vocación dialogante. La empresa está en disposición de tener un diálogo”, indicó la premier.

Por su parte, Pablo de la Flor, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), subrayó que la suspensión temporal del bloqueo en Chumbivilcas no sería de gran apoyo para el sector minero, debido a que esta situación imposibilita el retorno de las operaciones extractivas en Las Bambas.

“No se puede hacer nada con plazos tan cortos. A todas luces, es un acuerdo inviable pues no busca que la empresa retome los niveles de producción que tenía antes. Resulta lamentable que, a pesar de tener la posibilidad de implementar el estado de emergencia, sigamos con esta situación”, manifestó.

Por último, la SNMPE informó que, con la paralización de las actividades extractivas en este sector, se pierden aproximadamente 10 millones de dólares y hasta el 30 de diciembre, se perderán más de US$120 millones, dinero que no llegará a ninguna de las regiones del Corredor Minero Sur.