Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Comisión de Ética del Congreso resolvió, con 14 votos a favor, cero en contra y una abstención, aprobar por mayoría el informe que declara infundada la denuncia contra el congresista Carlos Enrique Alva Rojas advertiendo que hubo hostigamiento a la labor de fiscalización que cumplía el parlamentario de las filas de Acción Popular.

Como se recuerda, el alcalde provincial de Ascope, John Vargas Campos, señaló a Alva Rojas de haber agredido verbalmente a inspectores de transporte de dicha comuna en octubre del año pasado.

Sin embargo, en el informe final del expediente 011-2021-2022 se resalta que el parlamentario fue hostigado por los referidos empleados municipales cuando cumplía su labor de fiscalización en la citada provincia.

“Considero que se está dejando un precedente importante para la labor que realizamos como parlamentarios dado que en representación de la población somos llamados a fiscalizar sin que se obstruya, en ninguna de sus formas, el encargo que nos dio el pueblo. Saludo la decisión que, casi en su totalidad, tomaron los miembros de la Comisión de Ética que determinaron declarar infundada la denuncia en mi contra”, sostuvo Alva Rojas.

El también coordinador del Grupo Parlamentario de La Libertad señaló que del 24 al 28 de enero cumplirá con su semana de representación y seguirá acudiendo al llamado de la ciudadanía.

“La labor de fiscalización es un mecanismo de control que es amparado por el Reglamento del Congreso. Los parlamentarios debemos tener todas las facilidades para el cumplimiento de nuestra labor”, sentenció.