Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El Comité de Lácteos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), frente a la convocatoria a un paro anunciado por la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (AGALEP), con el que se busca responsabilizar a la industria láctea de la crisis del sector, expresa lo siguiente:

  1. El diálogo siempre será el mejor camino para la solución de controversias. Toda la cadena láctea viene siendo afectada por el contexto internacional de precios altos en alimentos para el ganado. Esta coyuntura exige tomar decisiones técnicas, entendiendo la realidad de la industria láctea en el país.
  • La industria procesa menos de la mitad de la leche del Perú. Del total de la leche cruda que producen los ganaderos, solamente el 47% se oferta a la industria láctea. De la producción restante, el 43% se vende a los productores artesanales (principalmente de quesos) y el 10% es para el consumo de los ganaderos. Según cifras del Midagri, de los 450 mil ganaderos que hay en el Perú, menos de 30 mil abastecen a la industria, cifra que representa solo el 6.7% del total. 
  • Hay déficit de leche en el Perú que obliga a importar. La producción de leche cruda nacional cubre únicamente el 71% de la demanda nacional. El déficit no producido en el Perú se completa con la importación de leche en polvo, para garantizar el abastecimiento a la población. La leche en polvo es leche de vaca, a la cual se le ha extraído el agua; es fuente de proteína láctea de alta calidad y, según lo reconocen los organismos internacionales, como el Codex Alimentarius, es leche de vaca que cumple con los más altos estándares de calidad e inocuidad.
  • La producción de leche sube año a año. Según cifras proporcionadas por el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, la producción de leche cruda para el período 2007-2021 registró un crecimiento anual promedio de 3.06%. En el mismo período, la cantidad de vacas de ordeño aumentaron en 1.65%. En ambos casos, en el último año (2020-2021) se proyecta un aumento mayor al promedio de 3.9% y 4.47%, respectivamente; realidad que no se ajusta a lo señalado por algunos representantes de AGALEP.
  • La crisis ganadera es mundial. Debido a la pandemia y fenómenos climáticos, han subido los precios del maíz, soya y de otros insumos que son alimento para el ganado, así como los fletes de transporte. Por ello, cada industria, actuando de manera independiente y en función a sus capacidades, ha apoyado consistentemente a sus proveedores ganaderos de múltiples formas: aumentando el precio por litro pagado por leche cruda, otorgando préstamos con cero o mínimos intereses, proveyendo de alimento para el ganado, ofreciendo bonos de emergencia por cada litro de leche, brindando asesoramiento técnico y capacitación, entre otras iniciativas.    

Nuestro comité ha venido dialogando con AGALEP y con el Midagri, con el objetivo de aumentar la oferta de leche nacional de alta calidad y promover el incremento del consumo de leche en el Perú, sin afectar a las familias de los consumidores.

El Comité de Lácteos de la SNI reitera su compromiso con los ganaderos peruanos, así como la mayor disposición al diálogo para lograr los objetivos antes señalados, en beneficio de nuestros proveedores y de los consumidores.