Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El gerente general del Gobierno Regional de La Libertad, Rogger Ruiz, sostuvo que existe un perjuicio al presupuesto con este incremento que no fue atendido por el Ejecutivo. Además, indicó que el Estado debe garantizar estabilidad y articular con la empresa.

El uso de los recursos públicos siempre están bajo la lupa por entidades de fiscalización como la Contraloría. En la región La Libertad, sin embargo, actualmente hay una seria preocupación por el aumento de los precios en diferentes productos que modifican los presupuestos establecidos, por ejemplo, para obras públicas.

Para el funcionario, la inestabilidad propiciada por el Ejecutivo sigue golpeando duramente a las regiones.

“Es una preocupación e incertidumbre para la empresa privada y para nosotros también porque la normativa establece que un expediente tiene que tener mínimo 9 meses para que recién actualicen precios, entonces si en 2 meses suben las cosas, y al final el perjudicado es el contratista que tiene que invertir más, y ya afecta el presupuesto que nosotros teníamos para otro tipo de obras”, indicó.

En esa línea, afirmó que urge mayor estabilidad y generar confianza a la empresa privada para seguir impulsando el desarrollo de La Libertad. Aseguró que, durante esta crisis, la empresa privada siempre ha mostrado predisposición para ejecutar un trabajo articulado con las entidades estatales.

“Hemos tenido bastante apoyo por parte de la empresa privada. En el tema de Covid-19, las donaciones de plantas de oxígeno, el apoyo de mascarillas y muchas acciones por parte de las empresas mineras, agroindustriales y de manufactura”, mencionó.