Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

“¡Lo logramos, Perú!” fue la primera frase que escribió desde sus redes sociales Aracely Quispe, tras la difusión de las primeras imágenes del telescopio James Webb en el espacio. Y es que, aunque muchos no lo saben, en esta importante proeza para la ciencia -y la humanidad- participó una ingeniera peruana.

Esta Lambayecana de cuatro décadas ha logrado ser la primera mujer latina en liderar tres misiones exitosas de la NASA: la Misión de Medición a las Lluvias Tropicales, el Orbitador de Reconocimiento Lunar y, la más reciente, el Telescopio Espacial James Webb.

Los logros de Aracely Quispe, egresada de la Escuela Profesional de Ingeniería de Sistemas de la Universidad César Vallejo, hoy son recordados con entusiasmo y orgullo por sus maestros, testigos del desarrollo y crecimiento profesional que la han convertido en el orgullo de su familia y de todo un país.

“Aracely siempre se caracterizó por ser una mujer perseverante. En alguna ocasión, durante una presentación grupal, los resultados no fueron los mejores, pero como buena líder continuó y, en la siguiente exposición, alcanzó una calificación sobresaliente”, mencionó Ricardo Darío Mendoza, docente de Base de Datos de la UCV.

La disciplina era otra de las características de Aracely. Desde muy joven demostró su gusto por las artes marciales y llegó a obtener el cinturón negro en la disciplina de karate Shotokan.

“Gustaba mucho del karate, creo que eso la ayudó a ser muy disciplinada en cada una de las actividades que realizaba. Me siento orgulloso por haber colaborado en la formación profesional de Aracely, me alegra y sorprende ver lo lejos que ha llegado y todo lo que aún le falta lograr. Siempre la menciono como ejemplo para mis estudiantes”, acotó Marco Tulio Trujillo, docente de Redes y Teleproceso de la Universidad César Vallejo.

Años después, luego de culminar sus estudios en el Perú, Aracely continuó con su formación en la Prince George’s Community College, donde estudió Ingeniería Tecnológica Espacial. Posteriormente se trasladó a la Capitol Technology University para estudiar Ingeniería Astronáutica. Desde entonces, su carrera ha ido en ascenso.

Hoy, nuestra compatriota nos demuestra que no existe sueño pequeño para aquel que desea algo de corazón y que está dispuesto a luchar.