Macronorte podría denunciar a administrador de Alto Trujillo por coacción

0
125

El pasado 21 de mayo del presente año, el administrador de la Municipalidad Distrital de Alto Trujillo, Joseph Cubas Tejada, envió una absurda carta notarial a este medio de comunicación digital solicitando que nos rectifiquemos por la publicación de una nota periodística titulada “Contraloría advierte que municipio de Alto Trujillo entregó buena pro de obra de manera irregular”.

Este medio había detallado en un informe periodístico que la Contraloría General de la República (CGR) había observado que el otorgamiento de la buena pro de la obra “Mantenimiento vial de la Calle 59, tramo prolongación avenida Uno hasta avenida Dos, y mantenimiento vial de la prolongación Jr. Inca Yupanqui tramo prolongación Av. Uno hasta Av. Dos del distrito de Alto Trujillo”, se adjudicó al Consorcio Pistas Alto Trujillo, cuya propuesta técnica (promesa de consorcio) fue aceptada por el comité de selección del proceso de licitación, sin que cumpla uno de los requisitos para su admisibilidad, hecho que puede ser catalogado como una irregularidad o vicio.

Específicamente la CGR, mediante Informe de Orientación de Oficio N° 018-2024-OCI/0424-SOO, advirtió que el citado consorcio conformado por las empresas Ingeniería y Construcción LC S.A.C. y LCL Contratistas S.A.C., en su «Promesa de Consorcio”, no colocó la firma legalizada del gerente general de LCL Contratistas SAC. El documento solo contaba con la firma legalizada del gerente general de Ingeniería y Construcción LC SAC, pese a que las firmas de los integrantes del consorcio era un requisito de admisibilidad y esto no se cumplió. El vicio fue calificado como una «situación adversa» por el organismo auditor.

El reclamo injustificado y pedido de rectificación del administrador del distrito de Alto Trujillo se basa en que Macronorte debió usar la palabra «situación adversa» y no «irregularidad», para describir los hechos observados por la CGR, petición que no tendría un sustento de peso.

Para el exdecano del Colegio de Periodistas de La Libertad y abogado, Alfredo Galindo, este documento enviado por el administrador Joseph Cubas muestra un desconocimiento jurídico total, que buscaría amedrentar a Macronorte.pe a fin de que no brinde información de la comuna distrital.

«Desde el punto de vista jurídico un desconocimiento total, el porqué de esta carta indudablemente es amedrentar a un medio de comunicación. Al tratar de tergiversar el sentido de la información, lo que pretende (Joseph Cubas) es coactar, presionar, amedrentar a un medio de comunicación, y eso si es mucho más grave”, precisó.

En el contenido de la carta notarial, el administrador de Alto Trujillo mencionó que las afirmaciones realizadas en la publicación web se hicieron de manera ligera y sin citar fuentes o documentos que pueda dar sustento al informe periodístico observado. Sin embargo, en la publicación se puede observar claramente el número de informe de la Contraloría, documento que indica la irregularidad encontrada en el otorgamiento de la buena pro a un determinado consorcio. Además, en la nota periodística se anexan documentos y se citan textualmente algunos párrafos del informe del organismo auditor, lo que deja sin sustento lo señalado antojadizamente por el administrador del distrito de Alto Trujillo.

En esa línea, el abogado Galindo indicó que este medio de comunicación digital podría denunciar a Joseph Cubas Tejada por el delito de coacción. “El contenido de esta carta, amenazante y amedrentante, podría incluso originar que Macronorte lo denuncie por el delito de coacción, porque eso sí es mucho más grave que lo que se ha informado”, sostuvo.

«Coaccionar implica amedrentar, atentar contra mi libertad de informar con este tipo de cartas que no tienen ningún sustento, no hay ninguna ofensa, nada, simplemente se recogió la información de Contraloría y se lo trasladó al público. Y si alguien me dice mediante hechos que no se sujetan a la verdad que me abstenga y señala que no he revelado la fuente de información, entonces ya me estarían coaccionando, coaptando mi libertad de informar, y es delito la coacción», agregó.

Asimismo, mencionó que la Contraloría General utiliza una terminología muy técnica, por ello, para identificar una situación anómala, irregular, una omisión, un vicio, el organismo utiliza la denominación «situación adversa».

“Uno lo que tiene que hacer es cumplir la ley, y si no cumple la ley está omitiendo, ¿y eso qué es? irregularidad, y técnicamente situación adversa, que prácticamente es lo mismo”, aseguró.