El Poder Judicial determinó que César Villanueva, exgobernador de San Martín y expresidente del Consejo de Ministros, pase 18 meses en prisión preventiva. La medida fue dispuesta por el titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria, Jorge Chávez Tamariz.

“A diferencia de lo que resolví sobre PPK en cuyo caso el fiscal renunció a pedir una prisión preventiva y pidió una detención domiciliaria. Yo solo me puedo basar en lo que pide el fiscal. Aquí también observo reiteración delictiva, hecho que no ocurría con el señor Kuczynski. La presente prisión preventiva no debe interferir en el derecho a la salud por los problemas de salud que padece el señor Villanueva Arévalo. Ese derecho no se le privaría en caso estar recluido”, señaló el juez al leer su resolución.

Villanueva es investigado por la presunta recepción de sobornos de Odebrecht por la adjudicación de la obra carretera San José de Sisa en el año 2008, cuando era gobernador de San Martín.

Segismundo Suárez, abogado de César Villanueva, explicó que su patrocinado no presenta peligro de fuga ni de obstaculización a la justicia, debido a que se trata de un hombre de edad avanzada que “ha sufrido dos infartos cerebrales”.

“El estado de salud actual en el que se encuentra [César Villanueva] da cuenta de que tiene deficiencia cardíaca y deficiencia renal crónica. Requiere la ingesta de más de 14 pastillas diarias. Presenta infarto cerebral por lo que requerirá una intervención quirúrgica, dos infartos cerebrales para ser exactos. ¿Qué peligro de fuga puede haber si necesita estar atendido permanentemente?”, sostuvo el abogado.

Este argumento fue descartado por el fiscal Germán Juárez, quién leyó el informe médico que se le realizó al exparlamentario y sostuvo que en el documento se aclara que Villanueva no «requiere un cuidado especial».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here