El cuestionado artista Richard Cisneros, conocido como “Richard Swing” se acercó a Palacio de Gobierno con la expectativa de ser asesor presidencial, según afirmó la secretaria general de la Presidencia de la República, Mirian Maribel Morales Córdova, ante la Comisión de Fiscalización y Contraloría.

Fue durante la entrevista que le hicieron el viernes 26 los integrantes de ese grupo de trabajo, presidido por el congresista Édgar Alarcón Tejada (UPP), el mismo que tiene facultades otorgadas por el Pleno para investigar.

Dijo que Cisneros Carballido pidió en reiteradas oportunidades cita para presentar proyectos en comunicaciones y marketing político. Durante la reunión le comentó que conocía casos de corrupción en el IPD, pero que no tenía nada concreto.

“Cuando él (Cisneros) entra a la reunión, en la primera parte propone aportes y hace recomendaciones y refiere la posibilidad de hacer una canción. Al final, se ve que sus propuestas iban enganchadas con él. Después de eso expone sus expectativas de ser asesor del Presidente”, anotó en respuesta a una pregunta de la congresista Carolina Lizárraga (PM).

En otro momento, Morales negó haberle hecho contacto con la exministra de Cultura, Patricia Balbuena o con Karen Alexandra Roca Luque, asistente administrativo de la Presidencia de la República, a quienes habría conocido con anterioridad.

Invitada para responder los cuestionarios de los legisladores, Morales Córdova dijo que solo en dos ocasiones vio a Cisneros, una el 28 de junio del 2018 cuando lo atendió, al igual que a cualquiera que lo requiriera; y otra el 28 de julio del mismo año en una reunión, a la que no sabe cómo concurrió.

La funcionaria dijo que no tuvo ninguna injerencia en la contratación de Cisneros en el Ministerio de Cultura, ni afinidad amical o familiar con los responsables del portafolio en cuestión.

Antes, dio su información a la comisión, Fredy Manuel Huatuco, asistente administrativo de la secretaría general del Ministerio de Cultura, quien dijo que su función no era revisar los expedientes, si cumplían o no los requisitos, sino subirlos al sistema, como parte de un proceso normal.

Informó que Cisneros, tenía una pequeña oficina en el tercer piso mientras estuvo contratado y que no tuvo contacto con él.

Reiteró que su función laboral solo fue de procedimiento para incorporar al sistema los expedientes que se le autorizaban.

Otros invitados, fueron inquiridos en sesión secreta, por determinación del grupo legislativo. Entre ellos estuvieron invitados a la sesión Karen Alexandra Roca Luque, asistente administrativo de la Presidencia de la República y Lincoln Martín Matos Parodi, exdirector de Administración del Ministerio de Cultura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here