El líder del Partido Morado, Julio Guzmán, aceptó que el escándalo del incendio del departamento en el que sostuvo una reunión privada con una militante le trajo problemas en su familia, en su agrupación política y hasta le causó un bajón emocional, por la cual se alejó por varios meses de toda actividad política.

“El tema del incendio me golpeó mucho (…) pude levantarme para seguir adelante, porque soy terco. Aprendí que nunca uno debe rendirse, ser un terco, un persistente, creer en uno mismo. Después de ese golpe tan grande me he sentido más humano y, al final, con más seguridad en mí”, dijo

Asimismo, y en diálogo con el congresista Daniel Olivares, éste recordó las críticas que recibió en mayo de 2020, cuando fue captado fumando un extraño cigarro durante una sesión virtual del Congreso.

“Fue mi primer pleno -recordó-. El primer pleno virtual de la historia del Perú, donde intervengo por un tema serio. Estaba tan nervioso que al terminar me fui a fumar un ‘tabaquito’. Fumo enrollado, tu sabes”, le dijo a Guzmán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here