El titular de la Gerencia Regional de Educación, Oster Paredes, vino anunciando desde semanas atrás un posible regreso a las aulas después de las vacaciones de medio año que se dan el 26 de julio y terminan el 9 de agosto. La evaluación para el retorno a la presencialidad tras la inmunización de los docentes rurales, dependerá de que las instituciones cuenten con los servicios básicos y que los colegios junto con los directivos y padres de familia aprueben esta medida.

Ante este escenario el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep), de La Libertad, analizan que esta decisión es muy apresurada, pues aún faltan concretar las condiciones de seguridad, para un retorno seguro a la presencialidad.

Por su parte, Lourdes Vázquez, secretaria regional del Sutep, indicó que es necesario postergar el regreso a las clases presenciales para fines de setiembre.

“Muchos de los maestros queremos que se inicien las clases presenciales, pero no por eso se debe arriesgar la vida de los profesores. No solo deben estar vacunados, sino que los servicios básicos se deben dar en los colegios (…) Este 9 no puede iniciar”, declaró Vásquez.

Ha señalado también, que solicitó se cumplan con las medidas de acondicionamiento y bioseguridad en los colegios, como la disponibilidad de agua durante todo el día y que hasta setiembre es el tiempo prudente para cumplir con la vacunación de los docentes.

Cabe recalcar que con el avance de las vacunas a todos los profesionales de la educación en La Libertad se beneficiarán medio millón de estudiantes, hablamos también de la zona urbana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here