Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El Gobierno del Perú solicitó a Naciones Unidas soporte técnico para analizar el impacto y las medidas de respuesta ante derrame de petróleo que afecta las playas de Ventanilla, Santa Rosa, Ancón y otras, ocasionada por la refinería La Pampilla (Repsol).

En ese sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó que brindará asistencia a nuestro país y enviará expertos en desastres ambientales para que asesoren en la mitigación del daño causado por el derrame de petróleo durante una descarga de la citada empresa.

“El grupo de expertos estará llegando al Perú en los próximos días con la misión de realizar una rápida evaluación del impacto socioambiental y asesorar a las autoridades en la gestión y coordinación de la respuesta. Asimismo, realizará un planteamiento de acciones efectivas para reducir el riesgo de futuros desastres en el país”, precisó la ONU.

De otro lado, la asistencia estará coordinada por la Oficina de Coordinación Residente de ONU Perú y liderada por la Unidad Conjunta de Medio Ambiente (JEU por sus siglas en inglés), conformada por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entidades encargadas de coordinar los esfuerzos internacionales para responder a los desastres ambientales y sus impactos humanitarios.

En tanto, la presidenta del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Miriam Alegría, indicó que la magnitud en la zona afectada por el derrame de petróleo es de 1 millón 739 mil metros cuadrados, cifra que podría seguir ascendiendo en el transcurrir de los días.

“Estamos hablando de 1 millón 739 mil metros cuadrados, esto puede seguir extendiéndose, nosotros estamos todavía en proceso de supervisión permanente; conforme vayamos identificando zonas afectadas vamos a seguir actualizando esa información”, remarcó.