Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Luego del derrame de más de 10 mil barriles de petroleo en el mar de Ventanilla el 15 de enero a causa de la empresa Repsol, produciendo el «peor desastre ecológico» registrado en Lima y uno de los mayores del país; decenas de familias dedicadas a la pesca, se ven hasta la fecha perjudicadas por la falta de trabajo que el aún permanente crudo de petróleo ocasiona.

La Asociación de Pescadores Fundadores Armadores Estibadores Artesanales de Bahía Blanca, conformada por 154 miembros y organizada desde el 2014, se han ingeniado varias maneras de sobrevivir a esta crisis tanto económica como laboral, hasta el momento vienen realizando distintas ollas comunes con las que las distintas familias pueden solventar la necesidad de alimento.

Macronorte.pe se comunicó con la encargada de la planificación diaria del menú en la olla común de la asociación, Mercedes Pando, quien denuncia desidia y desinterés por parte de la empresa Repsol y las autoridades.

«Hasta el momento Repsol no ha tomado las medidas necesarias, pues nos da un vale que no nos alcanza», informó Mercedes Pando, quien a su vez hizo notar su preocupación por la falta del alimento diario, debido que hasta la fecha, el apoyo ha sido poco y temen quedarse de hambre tras la ausencia de posibilidades de trabajar en la pesca.

«Antes conseguíamos lenguado, entre otras especies marítimas, trabajábamos del día para vivir, actualmente todo ha sido frenado». Lo que anteriormente solventaba el día, ahora es cosa es del pasado, ya que dependen de la caridad del prójimo para sobrevivir «tenemos que ingeniárnoslas para no morir de hambre», aseveró.

Mercedes lamentó la actitud de cierto sector del periodismo, que informa con la finalidad de salvar la imagen de Repsol, más no todo lo que se dice de la empresa es cierto, pues hasta el momento sólo reciben un vale de S/500 soles de canje en Metro, en donde el supermercado termina reduciéndoles notoria cantidad del total en IGV.

Finalmente, pidió a la ciudadanía en general su apoyo: «Solicitamos más víveres para sobrevivir y mochilas para enviar a nuestros hijos a clases, hasta el momento y sin trabajo, nuestros hijos y su educación también son perjudicados».

En caso de cualquier apoyo, pueden comunicarse al número de Mercedes Pando al 931 071 629 o Jhossy Arango al 900 650 409.