Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Este miércoles 27 de abril, la aspirante a colaboradora eficaz Karelim López se presentó ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, en el marco de las investigaciones del caso Sarratea.

Durante su participación la empresaria señaló que Fray Vásquez Castillo y Gianmarco Castillo Gómez, quienes son sobrinos del jefe de Estado, Pedro Castillo, despachaban desde una oficina del Ministerio de Educación (Minedu), debido a que no querían ir a Palacio de Gobierno para no ser descubiertos.

“No querían en Palacio porque iban a haber cámaras, periodistas y gente de la que ellos siempre se han corrido”, puntualizó.

Asimismo, López Arredondo indicó que el dueño de la casa del pasaje de Sarratea, en Breña, Alejandro Sánchez, tenía vínculos con los sobrinos del mandatario, quienes son investigados por el caso Puente Tarata III y actualmente se encuentran prófugos.

“Esa casa (de Sarratea) quien se la dio fue Alejandro Sánchez y desde un principio él tenía mucha relación con los sobrinos, incluso les había dado llave para que ahí pernocten en el tiempo de campaña y todo. Ahí se creó como una oficina paralela. Ellos no querían ir a Palacio de Gobierno, ellos querían despachar desde San Borja porque allá hay unas oficinas del Ministerio de Educación”, remarcó la empresaria.

Finalmente, la lobista sostuvo que la agenda de los empresarios con los que se reunía el presidente Castillo de manera extraoficial en Sarratea, la manejaban Vásquez Castillo, Castillo Gómez y el dueño de la vivienda en Breña.